Saltar al contenido
Vive la Naturaleza

Plantas medicinales

Las plantas medicinales se usan desde usan desde la antigüedad. Hoy día las hemos sustituido por medicamentos industriales, pero regresar a ellas nos ayudará a mantenernos sanos sin los efectos secundarios de aquellos.

Usos de las plantas medicinales

Lista de plantas medicinales

¿Qué son las plantas medicinales?

Se llama plantas medicinales a aquellas que poseen sustancias que curan enfermedades. Estas sustancias se conocen como principios activos.

¿Para qué sirven las hierbas buenas para la salud?

Las hierbas curativas nos proporcionan múltiples beneficios para nuestra salud. No solo curan enfermedades, también contribuyen decisivamente al funcionamiento correcto de todas las funciones de nuestro organismo: del aparato digestivo, respiratorio, reproductor, etc…

Herbolario medicinal con las mejores plantas curativas

Las hierbas medicinales tienen uno o varios principios activos acompañados de otras sustancias sin valor medicinal. Los principios activos son beneficiosos para diversas dolencias o aspectos de nuestra salud. En la lista de plantas medicinales, hemos escogido para nuestro herbolario las más conocidas e interesantes por su utilidad o por la facilidad de encontrarlas y emplearlas directamente en la naturaleza. Puedes identificarlas por sus nombres comunes,  sus nombres científicos y puedes ver sus usos principal y sus recetas.

Plantas medicinales que tenemos en casa

Aunque la mayoría de las personas lo ignoran, en nuestros hogares empleamos diariamente plantas curativas que la humanidad viene usando desde hace varios milenios. Algunos ejemplos son:

  • Las cebollas: gran fuente de antioxidantes y otras sustancias anticancerígenas. Regula la presión sanguínea.
  • El Tomate: es una fuente de carotenoides, también anticancerígenos. Útil para prevenir las arrugas y beneficioso para el corazón.
  • Coles de Bruselas: son beneficiosas para el sistema inmunitario y para el corazón entre otros beneficios.
  • Zanahorias: gran fuente de betacaroteno, importante para la salud de los ojos. También es beneficiosa para la piel.
  • Lentejas: son ricas en hierro, necesario para prevenir la anemia. También son beneficiosas para la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

¿De dónde provienen los conocimientos ancestrales de las plantas beneficiosas para la salud?

En la antigüedad, al menos en Europa,  se creía que Dios había dejado en la naturaleza una serie de claves que nos permitían identificar para qué enfermedades se podía emplear una planta. Era muy sencillo y consistía en la semejanza. Algunos ejemplos para ilustrar esto son las nueces, que eran buenas para el intelecto porque se parecían a un cerebro. O la planta conocida como pulmonaria, cuyas hojas recordaban a unos pulmones y por lo tanto deberían ser beneficiosas para estos. Es sorprendente la cantidad de veces que acertaron. Además de usos medicinales, también se les atribuían a las plantas propiedades mágicas.

Los herbarios de hierbas curativas más antiguos

El médico griego Dioscorides, que vivió en el siglo I d.c, describe en su obra “De materia Medica” unas 600 plantas medicinales además de otras sustancias de origen vegetal y animal. Más antiguo parece ser el “Shennong Ben Cao Jing”, herbario chino que recoge más de 300 remedios contra enfermedades. Así mismo, se conservan papiros egipcios que se remontan al año 1.700 a.C. en los cuales se describen plantas que se han usado como medicinales desde hace unos 4.000 años, como puede ser el ajo o el enebro.

¿Cuántas plantas medicinales existen en el mundo?

En Europa, se usan unas 300 especies de plantas en medicina (según las monografías oficiales alemanas); en África, en torno a 800 especies; en la India, sobre 2.500; y en china, país con gran tradición, en torno a 5.800 especies de plantas medicinales. Es imposible saber cuántas plantas con propiedades medicinales aún no se han descubierto.

¿Cuántas plantas medicinales hay en nuestro herbolario?

Para ver cuantas especies de plantas incluimos en nuestro herbolario, hemos de pensar en cuáles son las afecciones más comunes que pueden afectarnos a nosotros y a nuestra familia. Después decidiremos  cuales son las plantas medicinales más eficaces para ellas. Si somos capaces de identificarlas con seguridad y crecen silvestres donde vivimos, podemos recolectarlas y prepararlas nosotros. Si no las hay o no sabemos identificarlas, siempre las podemos comprar en herbolarios.