Saltar al contenido

Primavera – Primula vulgaris

La primavera (Primula vulgaris) es una planta muy común que resulta muy útil para excursionistas y aventureros por sus propiedades medicinales y por ser una verdura silvestre. Además, ha dado lugar a infinidad de variedades de jardín. Descúbrelo todo a continuación.

Descripción y características de Primula vulgaris

La primavera (Primula vulgaris) es una planta herbácea sin tallo cuyas hojas forman una roseta basal. Las hojas pueden alcanzar unos 20 centímetros de largo más o menos; son obovadas y se van estrechando hacia la base formando un peciolo alado; sin pelos en el haz, pero pilosa en el envés; borde algo dentado y enrollado hacia abajo cuando son jóvenes.

Las flores, aromáticas, aparecen solitarias al final de un largo peciolo. El cáliz, cilíndrico y de 1 o 2 centímetros, tiene 5 sépalos y la corola está formada por 5 pétalos fusionados en forma de corazón, de color amarillo pálido, a veces también blanquecinas (subesp. balearica, de las islas baleares) o rosadas o moradas (subsp. sibthorpii de los Balcanes),  con la base amarillo oscuro o anaranjado.

Tiene un rizoma corto rodeado de numerosas raíces que forman como un penacho.

El fruto es una cápsula oval de 5 a 10 milímetros de largo.

Las formas de jardín tienen una gran variedad de colores.

Primavera - Primula vulgaris

Biología

Es una planta perenne muy longeva, puede vivir de 10 a 30 años e incluso más. Florece muy pronto, entre marzo y abril, incluso antes si el invierno no es muy frío. Las flores poseen dos formas según la posición de estambres y estilos; de este modo, a pesar de ser hermafroditas, se impide la autofecundación. Las semillas poseen un eleosoma o reserva nutritiva cuya finalidad es atraer a  las hormigas para que se encarguen de diseminar sus semillas.

Hábitat y distribución de Primula vulgaris

Crece en praderas frescas, bosques caducifolios, riberas de ríos, en ubicaciones con algo de sombra. Está muy extendida por el oeste y sur de Europa, de donde es nativa, alcanzando el Cáucaso, Asia Menor y Norte de África.

Usos medicinales de la Primula vulgaris

Con fines curativos, se emplean la raíz y las flores para tratar diversas enfermedades como asma, bronquitis, insomnio, gota, etc. de igual modo que su pariente la Primula veris, pues poseen los mismos principios activos. No deben usarse con fines medicinales las formas de jardín ya que algunas poseen pelillos que provocan irritaciones.

La Primavera (Primula vulgaris) es una planta comestible

Las hojas de Primula vulgaris pueden consumirse en ensalada, aunque son algo amargas. También pueden consumirse como verdura, escaldándolas primero y eliminado así su amargor. Los pétalos de las flores también se pueden añadir a ensaladas. Se pueden realizar las mismas recetas que indicamos para la Primula veris.

Primavera en flor (Primula vulgaris)

Té de Primula vulgaris

Con los pétalos frescos o secos se puede preparar té delicioso.

Vino de pétalos de Primula vulgaris

Parece ser que en Inglaterra se hace un vino con los pétalos de Primula vulgaris. Según indican Diego Rivera Núñez y Concepción Obón de Castro en su libro “Guía de Incafo de las plantas útiles y venenosas de la Península Ibérica y Baleares” se realiza de la siguiente manera:

“Se pone a macerar en 6 litros de agua un puñado de flores de Primula vulgaris sin los tallos y los cálices, medio kilo de azúcar, una cucharada de mermelada de cerezas o de ciruelas, un vaso de zumo de limón, y la corteza de un limón. La maceración debe durar 100 días exactos, luego el vino resultante podrá ser filtrado y embotellado; antes de echar el vino en las botellas se pondrá en el fondo de cada una de ellas un terrón de azúcar; luego se taparán con cuidado y se pondrán el fresco.”

Cómo cultivar las primaveras de jardín

De la Primula vulgaris se han obtenido cientos de variedades con flores de todos los colores imaginables para cultivarlas en el jardín.

Primavera de jardín (Primula vulgaris)

Luz

Es ideal plantarla en un lugar fresco y parcialmente sombreado, aunque también podría tolerar ubicaciones a pleno sol si la tierra es húmeda.

Temperatura y riego

Al ser una especie europea de clima atlántico, no requiere grandes esfuerzos para cultivarla en esas latitudes.

Tierra y abonado

La tierra debe ser rica en humus, húmeda y con buen drenaje. Prefiere suelos ácidos. En suelos con poca humedad darán pocas flores y las hojas tenderán a marchitarse.

Reproducción

Se puede sembrar a finales del verano y en otoño o también multiplicarla por división de las plantas más grandes en primavera u otoño. La reproducción mediante semillas puede dar lugar a descendientes de colores distintos a los del ascendente.

Clasificación taxonómica de Primula vulgaris

Reino: Vegetal; Phylum: Magnoliophyta (Angiospermas); clase: Magnoliopsida; orden: Ericales; familia: Primulaceae; género: Primula; especie; vulgaris.

Sinónimos: Primula acualis

¿Cómo se llama la Primavera en otros idiomas?


Inglés: common primrose; Alemán: stängellose schlüsselblume; Francés: primevère commune, primevère acaule, primevère sans tige; Italiano: primula comune.