Saltar al contenido
Vive la Naturaleza

Malva común – Malva sylvestris

Te revelamos los secretos de la malva común, también llamada malva silvestre (Malva sylvestris): sus propiedades medicinales con recetas para tratar diversas dolencias, así como recetas culinarias usando esta planta que en la antigüedad se cultivó como verdura.

Descripción y características de la malva común (Malva sylvestris)

La malva común es una planta herbácea de hasta unos 150 cm de altura, de base algo leñosa y con pelos simples, bífidos y estrellados. Las hojas son algo palmeadas con 3 a 7 lóbulos dentados y largos peciolos. Las flores tienen cinco pétalos rosados, violáceos o azulados y con venas oscuras. Están dispuestos en grupos de 2 a 8 en las axilas foliares, rara vez aparece una flor sola. Tienen cinco sépalos triangulares, y rodeándolos. El calículo está formado por tres piezas estrechas y no soldadas. Los pedúnculos del fruto nunca se pliegan hacia abajo.

malva común (Malva sylvestris)

Diferentes tipos de malva

La Malva multiflora o Lavatera cretica es casi idéntica, pero las piezas del calículo son más anchas y están soldadas.

También es muy parecida la malva enana (Malva neglecta), pero normalmente tiene los tallos postrados y no sobrepasa los 60 cm de altura.

Biología

La malva es una hierba bisanual o perenne. Florece desde mayo a septiembre. Las semillas pueden aguantar cerca de medio siglo almacenadas antes de germinar.

Los beneficios de la malva se obtienen del te de flores de malva

Hábitat y distribución

Crece en bordes de caminos, praderas nitrófilas, terrenos baldíos o removidos…

Es nativa de Europa, desde donde se extendió por el norte de África y Asia occidental. Parece que se ha introducido en América del Norte, donde se comporta como una especie invasora, y en el este de Australia. En Macaronesia, puede encontrarse en Madeira y en las Azores.

¿Para qué sirve la malva?

La malva tiene muchos usos desde antiguo, tanto medicinales como mágicos y como alimento.

Propiedades medicinales de la Malva sylvestris

La malva es rica en mucílagos, lo cual la hace beneficiosa en diversos tipos de irritaciones por sus propiedades como emoliente (calma la piel y las mucosas inflamadas) y laxante (facilita la evacuación de las heces).

En uso externo, en forma de compresas o cataplasmas, se puede emplear para tratar irritaciones de la piel como eccemas, acné, furúnculos, etc.

La infusión de malva se puede emplear además contra las inflamaciones de la boca y la garganta haciendo enjuagues y gargarismos.

El té de malva se usa además en afecciones pulmonares como tos, bronquitis o asma ya que es expectorante (favorece la expulsión de secreciones de los pulmones y la faringe) y antitusígeno (calma la tos y la irritación de la faringe).

En caso de estreñimiento también es muy recomendable ya que es un laxante suave.

Cómo preparar el té de malva para aprovechar sus beneficios

Se pueden utilizar las flores, las hojas o la planta entera recogida durante julio y agosto.

La infusión se prepara con dos cucharadas de planta por tacita, que sirve tanto para hacer gargarismos como para beber endulzada preferiblemente con miel. Se toman dos o tres tacitas al día.

El te de malva se puede preparar con las flores y con las hojas

Malva comestible

La malva se cultivó en siglos pasados para la alimentación de las personas. Se suelen consumir los brotes tiernos en ensalada y las hojas sin los tallos cocinados como verdura. Normalmente necesita menos tiempo de cocción que otras verduras, como las espinacas. Se trata de una verdura con poco sabor, por lo que se suele acompañar de otros alimentos como taquitos de jamón o tocino.

Recetas con Malva sylvestris

Juan Antonio de la Rica nos proporciona estas recetas en su libro “Del Campo a la Mesa” editado por la revista “Setas y Plantas”:

MALVAS CON JAMÓN

El único secreto de este plato es que el Jamón sea de buena calidad

Ingredientes: Hojas de malva y jamón serrano en lonchas grandes y muy finas

Preparación: Hervir las hojas de malva hasta que estén tiernas (10 minutos) y escurrirlas. Todavía bien calientes ponerlas en un vaso o taza y apretarlas para que tomen la forma y cubrirlas con dos lonchas atravesadas. Servir inmediatamente.”

MALVAS GRATINADAS

Ingredientes: malvas, bechamel, sal y pimienta, queso rallado.

Preparación: lavar y hervir las hojas de malva unos 10 minutos o hasta que estén bien tiernas. Aparte, preparar una salsa bechamel no muy líquida y mezclarla con las hojas ya preparadas moviendo todo bien para lograr una mezcla homogénea. Rectificar de sal y pimienta blanca, añadir el queso rallado en cantidad al gusto (es aconsejable que quede una capa consistente) y dorar al horno con el gratinador, primero flojo para que el queso se funda, y luego fuerte para que se dore.”

También Manuel Durruti nos ofrece una receta de sopa en su libro “Hierbas silvestres comestibles” de la editorial Everest:

SOPA DE PATATAS CON MALVA

Ingredientes:

200 gr de hojas de malva
80 gr de patatas
20 gr de zanahorias
20 gr de cebollas
10 gr de aceite
800 gr de agua
Especias y sal al gusto

Preparación: Las patatas se cuecen en un recipiente con agua, durante unos 10 minutos. Antes de finalizar la cocción se añaden las hojas de malva y se deja cocer un poco más. Se deshace todo con un túrmix; luego se incorporan las cebollas y las zanahorias picadas muy fino y previamente doradas en aceite. Se sazona con sal y especias para dar el sabor deseado.”

Otros usos de la malva y curiosidades

Al parecer las hojas de malva se han usado como sucedáneo del tabaco, solas o mezcladas con orégano. También se puede obtener de ellas un tinte de color verde. Es una planta mágica, utilizada en exorcismos y otros rituales.

Por otra parte, en algunos lugares los niños se comen sus frutos a los que llaman panecillos o quesitos.

Clasificación taxonómica de Malva sylvestris

Reino: Vegetal; Phylum: Magnoliophyta (Angiospermas); clase: Magnoliopsida; orden: Malvales; familia: Malvaceae; género: Malva; especie: sylvestris.

¿Cómo se llama la malva común en otros idiomas?

Inglés: common mallow; Alemán: wilde malve, große käsepappel; Francés: grande mauve, mauve sylvestre, mauve des bois; Italiano:malva selvatica.