Saltar al contenido

Trébol rojo – Trifolium pratense

El trébol rojo o trébol de prado (trifolium pratense) es otra de esas plantas que, por común, muchas veces pasa desapercibida. En realidad estamos ante una planta silvestre comestible y medicinal. Sigue leyendo para descubrir todos sus secretos.

Descripción y características del trébol rojo o trébol de prado (Trifolium pratense)

Los tallos del trébol rojo o trébol de prado (Trifolium pratense) pueden superar los 60 cm de largo y son erectos o ascendentes.

Las hojas son trifoliadas, con folíolos más o menos ovales, frecuentemente con una mancha clara en el centro del haz. Tienen peciolos largos en las hojas inferiores, cortos en las superiores y espítulas triangulares con puntas filiformes.

Las flores aparecen agrupadas en cabezuelas más o menos esféricas en el extremo de los tallos. El cáliz es de color rosa purpureo; ocasionalmente, blanquecino.

El fruto es una pequeña legumbre con una semilla.

Trebol rojo o trebol de prado (Trifolium pratense) sobre fondo blanco

Biología del trébol de prado

El trébol de prado es una planta herbácea perenne que florece desde mayo hasta septiembre. Las flores son ricas en néctar y son las abejas y abejorros los encargados de la polinización, función que en América también realizan algunos colibríes. Las semillas maduran entre agosto y octubre.

Hábitat y distribución de Trifolium pratense

El trébol rojo crece en praderas, terrenos herbáceos, márgenes de caminos, desde el nivel del mar a hasta más de 2.500 metros de altitud. Parece ser originaria de Europa, oeste de Asia y norte de África, pero su cultivo como forrajera la ha llevado a naturalizarse en múltiples zonas templadas del mundo, como América o Australia.

trébol rojo o trébol de prado (Trifolium pratense)

Propiedades medicinales del trébol rojo

El trébol de prado se emplea sobre todo en afecciones respiratorias como tos o bronquitis y digestivas como gastritis y diarrea. Se usan las cabezas florales y las hojas frescas o secas.

La infusión curativa de trébol rojo se prepara con 2 o 3 cucharaditas de planta y se toman 2 o 3 tazas diarias.

Es trébol rojo es una planta silvestre comestible

Las hojas de trébol de prado se pueden usar como verdura, ensalada, encurtidos o acompañando otros platos como si fueran espinacas.

En algunos lugares también se emplean en cocina las flores recogidas por la mañana, que es cuando son más ricas en néctar. En Irlanda se usan secas para elaborar una especie de pan de trébol o galleta popularmente conocido como “chambrock o thambrack”. Los indios norteamericanos las cocinaban colocándolas mojadas en varias capas entre piedras calientes.

Mata de trebol rojo o trebol de prado (Trifolium pratense)

Bebidas a base de trébol rojo

Las flores, muy ricas en néctar, se emplean para hacer té, que puede tomarse caliente o frío endulzado con azúcar o miel. También se emplean en la preparación de licores.

Bebida refrescante de trébol

Manuel Durruti proporciona esta receta en su libro “Hierbas silvestres comestibles” de la editorial Everest:

Ingredientes:
200 gr de flores de trébol frescas
500 gr de azúcar
1 l. de agua

Preparación: Las flores de trébol se vierten en un recipiente con agua hirviendo y se dejan cocer 20 minutos.

A continuación, se deja que enfríen durante 2 -3 horas. Después se filtra el resultado, se añade el azúcar y se deja reposar otras dos horas.

El refrescante de trébol, se sirve frío.”

Otros usos del trébol y curiosidades

Se dice que los tréboles de cuatro hojas traen buena suerte. En un ámbito más práctico, el trébol es una planta muy empleada como forraje para el ganado. Además, enriquece la tierra con nitrógeno, lo cual favorece el crecimiento de hierba a su alrededor y la producción de heno.

Las flores proporcionan un tinte amarillo.