Saltar al contenido

Amapola – Papaver rhoeas

La amapola es una bonita hierba de la familia de las papaveráceas con interesantes propiedades para los excursionistas, supervivientes y aventureros: tiene propiedades medicinales, es ligeramente sedante y también es comestible.

Descripción y características de la amapola (Papaver rhoeas)

La amapola es una hierba que alcanza de 15 a 90 centímetros de altura.

Las hojas basales son pecioladas; las superiores, sésiles, alternas, pinnadas y con los márgenes muy dentados.

Las flores tienen 4 pétalos grandes y frágiles y son de color rojo intenso. A veces pueden estar manchados en la base de negro o negro bordeado de blanco. Tienen dos sépalos que se caen enseguida, numerosos estambres con las anteras azuladas y largos pedúnculos de hasta 25 centímetros.

El fruto es una cápsula no alargada de color verde y sin pelos, con una tapa de dibujo radial que contiene las diminutas semillas.

amapola (Papaver rhoeas)

Biología

La amapola es una planta anual que comienza la floración entre principios y finales de la primavera en función de la latitud, pero puede producirse una segunda floración a finales del verano.

Las semillas pueden permanecer latentes durante muchos años y germinar cuando los movimientos de tierra las dejan en la superficie, pues son fotosensibles y no germinan si están enterradas.

El látex y las hojas poseen una leve toxicidad que afecta al ganado.

Puede hibridarse con la amapola oblonga (Papaver dubium) resultando entonces el híbrido Papaver x hungaricum, de características intermedias entre las dos especies y estéril.

Hábitat y distribución

Crece en praderas, campos de cultivo, bordes de caminos, etc. de Europa, Asia occidental y norte de África.

Plantas de amapola (Papaver rhoeas)

Usos medicinales de la amapola

Según la mayoría de los autores, la amapola carece de morfina. No obstante, contiene otros alcaloides, como la readina y la reagenina, que producen unos efectos parecidos a los de la morfina, pero sin sus efectos tóxicos y de dependencia.

La amapola es útil para conciliar el sueño por su suave acción sedente y somnífera. También se utiliza para combatir la tos de diversas afecciones bronquiales, y contra el dolor de muelas realizando enjuagues bucales.

Cómo aprovechar las propiedades medicinales de la amapola

Las partes utilizadas en medicina son los pétalos y las cápsulas o frutos que contienen las semillas, estas últimas carentes de propiedades.

La infusión o té de amapola se prepara con 6 u 8 pétalos y se toman hasta 3 tacitas diarias. Si utilizamos los frutos, haremos una decocción de 2 o 3 cápsulas en 100ml de agua y se toman varias cucharadas soperas.

Flor de la amapola (Papaver rhoeas)

La amapola como comestible

Las plantas jóvenes de la amapola se han consumido desde muy antiguo en ensaladas, aunque algunos autores recomiendan moderar su consumo.

Por su parte, las semillas se añaden como condimento a panes, mermeladas y diversos postres, y también se puede extraer aceite de ellas.

Cultivo de la amapola

Las semillas se pueden sembrar entre marzo y abril o bien entre septiembre y octubre. Se trata de una planta anual a la que le gusta el sol y no tolera bien los trasplantes. Se recomienda cortar las cápsulas de las semillas cuando aparezcan para evitar que se vuelva invasora.

Clasificación taxonómica de Papaver rhoeas

Reino: Vegetal; Phylum: Magnoliophyta (Angiospermas); clase: Magnoliopsida; orden: Ranunculales; familia: Papaveraceae; género: Papaver; especie: rhoeas.

Cómo se llama la amapola en otros idiomas

Inglés: common poppy, corn poppy, corn rose, field poppy, Flanders poppy, red poppy; Alemán: klatschmohn, mohnblume, klatschrose; Francés:coquelicot; Italiano: papavero comune, rosolaccio; Portugués: papoila, papoula.