Saltar al contenido

Castaño – Castanea sativa

Descubre todo sobre el castaño (Castanea sativa): descripción, biología, propiedades medicinales, sabrosas recetas con castañas, usos tradicionales, propiedades mágicas…

Descripción y características del castaño (Castanea sativa)

El castaño (Castanea sativa) es un árbol que puede alcanzar los 30 metros de altura y 1000 años. El tronco se ensancha y se ahueca con la edad.

Tiene hojas de 10-25×3-7 cm. alternas, lanceoladas, con el borde aserrado y un peciolo corto.

Las flores masculinas aparecen en largos amentos primero verdes, luego ocre claro. Las flores femeninas están dispuestas en grupos de tres en la base de los amentos.

 Los frutos, las castañas, están envueltos por una cápsula espinosa llamada erizo.

Hojas y frutos del castaño (Castanea sativa)
Hojas y frutos del castaño. Dentro de los erizos de desarrollan las castañas.

Biología del castaño

Los castaños alcanzan su tamaño máximo a los 50 años, pero el tronco sigue creciendo durante siglos y se ahueca alcanzando los 4 metros de diámetro. Las tradiciones hablan de troncos enormes donde se guardaban rebaños o vivían familias.

Tras la aparición de las hojas, los castaños se llenan de flores que le dan un aspecto característico e inconfundible. Esto sucede durante los meses de mayo y junio. Las flores masculinas maduran una o dos semanas antes que las femeninas, lo cual evita que los castaños se autopolinicen. Es el viento el encargado de la polinización.

Las castañas de desarrollan dentro de los erizos. Maduran y caen en octubre y noviembre, o antes en lugares de clima más templado.

Arbol del Castaño (Castanea sativa) en un prado
Castaño joven al inicio de la floración

Hábitat y distribución de Castanea sativa

El castaño, natural de Asia Menor, fue introducido por griegos y romanos en el sur de Europa. Se aclimató sobre todo en terrenos silíceos, llegando a ser muy abundante en algunas zonas.

Desde entonces se cultiva para consumo, aunque su distribución está muy fragmentada. En muchos lugares las castañas supusieron una importantísima fuente de alimentación hasta la llegada de la patata y el maíz de América. Es España es particularmente abundante en Galicia y parte de León. Se puede encontrar también en las Islas Canarias (Gran Canaria, Tenerife y La Palma), Madeira y norte de África.

El castaño como planta medicinal

El castaño tiene propiedades astringentes (contrae los tejidos y disminuye la secreción de las mucosas) que lo hacen útil en casos de diarrea y afecciones de la boca y la garganta. También es antitusivo o béquico (calma la tos y la irritación de la faringe).

En uso medicinal se emplea la corteza y las hojas, aunque algunos autores también incluyen los amentos (flores).

Castaño (Castanea sativa) en flor
Flores del castaño

Cómo se prepara el té de castaño

La decocción se prepara con 1 cucharadita de hojas y 1 de corteza o bien 2 cucharaditas de hojas por tacita. Hervir 10 minutos, colar y endulzar con azúcar o miel.

Para hacer enjuagues o gargarismos en casos de tos, tos ferina y afecciones de boca y garganta se usa la decocción anterior sin endulzar.

Comer castañas está especialmente indicado para personas con artritis y en dietas para hipertensos y enfermos cardíacos.

Las castañas, el delicioso fruto comestible del castaño

Las castañas son un alimento muy energético que contiene un 40% de hidratos de carbono. También poseen proteínas, lípidos, sales minerales y vitaminas A, B y C. Como contrapartida tienden a producir flatulencia y estreñimiento.

Castañas
Castañas recién caídas del árbol, aún dentro de los erizos

Cómo preparar, cocinar y conservar las castañas

La cultura popular de cada región ha ideado diferentes modos de prepararlas. Se pueden comer crudas, asadas, cocidas o secas.

En algunos lugares, como Galicia, las castañas suponían una fuente de alimento muy importante. Para conservarlas durante todo el año se secaban en los “sequeiros” que eran unas cabañas de piedra. En el piso superior se extendían las castañas sobre un suelo de varas de castaño y en el inferior se hacía un fuego que permanecía encendido día y noche durante 20 o 25 días.

Cuando estaban secas, se metían en un saco y se golpeaban para separar el fruto de la cáscara. Una vez separados, ya estaban listas para almacenarlas. Normalmente las sanas se vendían y las rotas se guardaban para consumo propio y de los animales domésticos.

Construccion tradicional de piedra para secar castañas
“Sequeiro”, construcción tradicional gallega utilizada para secar las castañas.

Cómo secar las castañas

Las castañas se secan para conservarlas durante el invierno. Se les quita la cáscara externa y el pellejo interno y se dejan secar. Luego se guardan en un lugar libre de humedad. A las castañas secas se les llama también castañas pilongas. Estas castañas secas también se pueden triturar para obtener harina de castaña con la cual preparar panes, galletas, pasteles, etc.

Cómo asar las castañas

Para asar las castañas debemos hacerles un corte antes de ponerlas al fuego en un asador o de meterlas al horno,  pues si no explotarían. Hay que removerlas con frecuencia para evitar que se quemen por un lado y se queden crudas por el otro.

Castaño viejo con el tronco ancho y hendido
Con la edad, los troncos de los castaños se ensanchan y se ahuecan.

Cómo hacer tarta de castañas

Roy Genders nos ofrece esta receta de tarta de castaña en su obra Plantas Silvestres Comestibles ed. Blume:

Hervir 1/2 kg. de castañas y pelarlas. Pasarlas por un pasapurés y añadir media taza de azúcar y una cucharadita de vainilla en polvo. Añadir batiendo las yemas de 3 huevos. Batir las claras a punto de nieve e incorporarlas a la masa. Verter en un molde engrasado y cocer 45 min. a 180º. Una vez frío cubrir con nata y parte del puré de castaña. Espolvorear con azúcar por encima.

Una receta fácil: Cómo hacer castañas con leche

En Galicia es muy frecuente comer castañas cocidas con leche. Es un plato delicioso y fácil de preparar:

Se cuecen las castañas peladas en agua con sal durante 1:30 o 2 horas, hasta que estén hechas. Mientras aún están calientes se pela la membrana interna (en frío es más difícil). Cuando tenemos un buen tazón de castañas añadimos leche y ya está listo. Riquísimo.

Las castañas también se han usado para hacer bebidas

Si tostamos la harina de castaña podemos emplearla como el café. Las castañas también se han empleado para destilar bebidas alcohólicas.

Otros usos y curiosidades del castaño y las castañas

La leña de castaño no es un buen combustible: desprende mucho humo y poco calor. Se ha usado en cestería cortada en tiras finas, para fabricar toneles y traviesas de ferrocarril. También se ha empleado como fuente de celulosa y de taninos para curtir.

El castaño puede vivir más de mil años. Aunque alcanza su tamaño definitivo hacia los 50, su tronco no deja de ensanchar  y se hiende a una edad temprana. Las tradiciones de algunos pueblos de Europa hablan de viejos castaños que albergaban rebaños de ganado e incluso familias en su interior.

castaño (Castanea sativa)

Antiguos usos cosméticos del castaño

Antiguamente se empleaban las cáscaras de los frutos y las hojas para oscurecer los cabellos rubios, y trituradas para multiplicar el pelo de los recién nacidos.

Usos mágicos de las castañas

También, se empleaban las castañas en la antigüedad para protegerse de mal de ojo y, colocadas bajo la almohada durante la noche de difuntos, para evitar que estos fueran a coger a uno por los pies mientras dormía.

El cultivo del castaño

El castaño prospera bien en climas templados y húmedos. Necesita suelos frescos, húmedos y preferiblemente ácidos en un emplazamiento soleado o con ligera sombra. Es muy sensible a las heladas tardías.

Las castañas se pueden sembrar en marzo y abril y trasplantar al exterior en mayo.

Clasificación taxonómica de Castanea sativa

Reino: Vegetal; Phylum: Magnoliophyta (Angiospermas); clase: Magnoliopsida; orden: Fagales; familia: Fagaceae; género: Castanea; especie: sativa.

¿Cómo se llama el castaño en otros idiomas?

Inglés: sweet chestnut; Alemán: edelkastanie; Francés: châtaignier; Italiano: castagno europeo; Portugués: castanheiro.