Saltar al contenido

Encina – Quercus ilex

Descubre la encina (Quercus ilex): descripción, biología, floración, propiedades y aplicaciones medicinales, usos tradicionales…

Descripción y características de la encina (Quercus ilex)

La encina (Quercus ilex) es un árbol de 20 o 25 metros de altura, aunque a veces presenta porte arbustivo. Tiene una copa ancha y extendida y una corteza gris oscura; primero lisa y luego agrietada con la edad.

Las hojas son coriáceas y de aspecto variable, elípticas o lanceoladas con bordes lisos o con dientes punzantes que recuerdan al acebo, especialmente en las ramas jóvenes y bajas. Son verde oscuras por el haz y grisáceas por el envés.

Las flores masculinas aparecen en amentos colgantes de color amarillento, anaranjado y finalmente pardo. Las flores femeninas son poco llamativas y de color verdoso.

Los frutos, las bellotas, son primero verdes y luego marrón oscuro cuando están maduras.

Existen dos subespecies Q. ilex ilex y Q. ilex ballota también llamada Q. rotundifolia.

Vista del árbol de la encina (Quercus ilex)
Encina (Quercus ilex) del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla durante el mes de septiembre.

Biología de la encina

Estamos ante una especie perennifolia con hojas que se renuevan cada 2 o 4 años. Florece en primavera, durante los meses de abril y mayo y el polen es dispersado principalmente por el viento. Los frutos maduran en otoño.

Hábitat y distribución de Quercus ilex

La encina es nativa del sur de Europa y del Mediterráneo, donde los veranos son secos, desde el nivel del más hasta los 1500 metros o más de altitud. En su hábitat natural forma densos bosques mediterráneos junto con otras especies, también abunda en las dehesas.

En España se puede encontrar en casi toda la Península, si bien se enrarece en la franja cantábrica, de clima atlántico. No obstante, incluso aquí puede formar densos bosquetes en los terrenos calizos, que le proporcionan la sequedad necesaria en verano.

Se usa a veces como árbol ornamental en lugares de clima templado en invierno.

Encina )Quercus ilex) en flor
Encinas (Quercus ilex) de la Sierra de Guadarrama en flor durante la primavera.

Usos medicinales de la encina

Las cualidades curativas de los robles y encinas son similares.

La principal sustancia activa y la que les confiere la mayoría de las propiedades medicinales son los taninos, que posee en gran cantidad. Estos son astringentes (cierran y contraen los tejidos, capilares y orificios y tienden a disminuir la secreción de las mucosas), además son antiinflamatorios, analgésicos y hemostáticos (cohíben la hemorragia por acción vasoconstrictora o por aportación de factores coagulantes).

Se puede emplear en forma de gargarismos cada tres horas para tratar afecciones bucales, de la garganta, inflamaciones de las encías, estomatitis, faringitis, gingivitis, piorrea y parodontosis.

También se puede aplicar en forma de baños oculares o como compresa cada cuatro horas para tratar afecciones oculares como conjuntivitis, orzuelos y blefaritis (inflamación de los párpados).

Las compresas y apósitos, que se cambiaran 2 o 3 veces diarias,  también son útiles para tratar afecciones de la piel, como úlceras y llagas que cicatrizan mal, eccemas y grietas. En el caso de los sabañones se recomienda el baño de la zona afectada tres veces al día durante 15 minutos en la decocción caliente.

De modo análogo al anterior (sentados en una palangana)  se puede emplear para tratar hemorroides y fisuras del ano.

Cómo preparar el té medicinal de encina

Para preparar la decocción se emplean 4 cucharadas de corteza triturada por litro de agua, se deja hervir 10 minutos y se filtra. Para aplicar lavados oculares se diluirá en la misma cantidad de agua cocida.

Cómo recolectar la corteza de encina para tratar enfermedades

A la hora de recolectar la corteza de roble, M. Pahlow recomienda lo siguiente:

“El descortezado se realiza cada 10 años, más o menos. […] La primavera es la época de descortezar. […] se utilizará solamente la corteza que no posea todavía la capa exterior lignificada. Suele ser brillante. La de más edad y más dura es poco apreciada. […] Deberá procurar obtenerla de ejemplares de cepa y observar que las ramas elegidas no tengan un diámetro superior a los seis centímetros. […] sobre ella no deben estar adheridos ni líquenes ni algas, pues esto reduce su valor. El secado ha de realizarse con rapidez.”

Los taninos de la corteza del roble pueden teñir la piel de amarillo. Para eliminar este tinte podemos frotarla con limón.

Flores de la encina (Quercus ilex)
Flores de la encina

¿Se pueden comer las bellotas de las encinas?

Las bellotas son muy ricas en hidratos de carbono y grasas de gran valor nutritivo. Sin embargo no tienen buen sabor, lo cual sólo las hace aptas para los cerdos y jabalíes, que las devoran con gusto, o como alimento de emergencia.

No obstante, parece ser que existen poblaciones de Quercus ilex ballota que, mediante una selección realizada por el hombre desde la prehistoria, proporcionan una bellotas dulces que pueden comerse crudas o asadas como las castañas. Bellotas de este tipo se pueden encontrar en el centro y sur de la península Ibérica; y parece que tienen fama las que se dan en la comarca de los Pedroches (Córdoba). Según Plinio, estas bellotas se consumían tostadas  en el postre y también las secaban, las molían y las usaban como harina.

Parece ser que las bellotas de las encinas proporcionan un aceite comestible.

Otros usos de la encina y curiosidades

La madera de encina es dura, densa, compacta, pesada y difícil de trabajar. Se emplea sobre todo para fabricar herramientas.

La leña de encina tiene un gran poder calorífico y es muy apreciada para la obtención de carbón vegetal, cuya elaboración requiere conocimientos que pasan de generación en generación.

La corteza se ha empleado para teñir los cabellos de negro y, dada su riqueza en taninos, para curtir pieles.

Las apreciadas trufas se asocian de forma natural a las encinas.

La bellota, el fruto de la encina (Quercus ilex)
Los frutos de la encina, las bellotas

Cómo cultivar las encinas

Las bellotas de las encinas se pueden sembrar en otoño. Son mejores las del mismo año, ya que pierden viabilidad muy pronto. No es conveniente trasplantar las encinas. Crecen muy despacio; pueden incluso tardar décadas en alcanzar el metro de altura.

Encina - árbol de pequeño tamaño, perfecto para regalar (1)
  • ENCINA (quercus ilex ilex) - Árbol mediterráneo. La bellota, su fruto, se utiliza principalmente para alimentación animal
  • Los arbolitos se envían en caja de madera con gran ventilación. Las raíces en repelón, se envían con retenedor de agua que garantizan la correcta...
  • Árbol de hoja perenne autóctono de la región mediterránea

Clasificación taxonómica de Quercus ilex

Reino: Vegetal; Phylum: Magnoliophyta (Angiospermas); clase: Magnoliopsida; orden: Fagales; familia: Fagaceae; género: Quercus; especie: ilex.

Inglés: evergreen oak, holly oak, holm oak; Alemán: steineiche; Francés: chêne vert, yeuse; Italiano: leccio; Portugués: azinheira.