Saltar al contenido

Cómo hacer fotografías de animales en acuarios y terrarios

Algunos pequeños animales son complicados de fotografiar en su medio natural, como es el caso de los animales acuáticos, micromamíferos o pequeños reptiles. En estos casos podemos hacer las fotografías en acuarios y terrario.

Técnicas de fotografía con las que podrás fotografiar fauna de pequeño tamaño con decorados que imitan su hábitat natural

Cómo preparar el acuario o terrario para sacar las fotografías

Para ello emplearemos una pecera que decoraremos imitando el hábitat del animal que deseemos fotografiar, tanto si es acuático como terrestre. Para ello podemos usar tierra, arena, piedras, plantas ramas, algas, etc. del hábitat de la especie. Si fotografiamos este tipo de animales con frecuencia, podemos tener los acuarios ya preparados para que el proceso resulte más rápido.

Canon 700D; 100mm macro; f/6,3; 1/160s. Una notonecta que sube a respirar a la superficie del agua se refleja como en un espejo. Sacar una foto como esta es impensable en el medio natural. Se iluminó con un sólo flash colocado por la izquierda.

Muchos autores hablan de la conveniencia de llevar el acuario con una pequeña mesa al campo para realizar las sesiones fotográficas en vez de llevar el animal a casa. Esto es particularmente necesario cuando fotografiamos especies protegidas, para causarles el menor trastorno posible y porque si las fuerzas del orden nos descubren con ellas en el maletero del coche podríamos tener serios problemas. Pero si no están protegidas siempre resultará más cómodo llevar el animal a casa y devolverlo a su hábitat después de la sesión fotográfica.

La pecera deberá tener los cristales limpios y sin rayas, que podrían aparecer en las fotos estropeándolas y obligándonos a hacer retoques con programas de edición fotográfica si queremos recuperarlas. Un acuario de unos 15 o 20 litros es suficiente.

Usar acuarios y terrarios para hacer fotos de pequeños animales te permitirá tener un mayor control sobre los decorados, el fondo y la iluminación. Descubre cómo.
Este eslizón se fotografío en un terrario y después se liberó en su hábitat natural.

Haciendo fotos de acuarios y terrarios

El objetivo que utilizaremos dependerá del tamaño de animal. Para pequeñas criaturas como renacuajos o insectos acuáticos podemos necesitar un objetivo macro. Uno de 100mm estaría bien, ya que nos permitiría una separación razonable con respecto a la pecera. Para animales de tamaños mayores como reptiles puede ser suficiente un objetivo estándar.

Para iluminar la escena, si disponemos de un solo flash, lo más lógico sería colocarlo elevado sobre el acuario, ligeramente inclinado y apuntando al motivo para imitar la luz del sol. Si disponemos de dos, podemos colocar uno a cada lado del acuario con inclinaciones de unos 45º. Sujetos sobre sendos trípodes u otros soportes.

Sistema de iluminación para fotografiar animales en acuarios y terrarios.

Si no somos cuidadosos, pueden producirse reflejos en el cristal que malograrán nuestras fotos. Para evitarlos, hay un truco muy común que consiste en interponer entre la pecera y el fotógrafo una cartulina negra pegada sobre un cartón o una tablilla para darle consistencia, en la que se habrá practicado un agujero para poder meter el objetivo.