Saltar al contenido

Cabo de Estaca de Bares

El cabo de Estaca de Bares, situado en el ayuntamiento de Mañón (A Coruña), es el punto más septentrional de la península Ibérica y tradicionalmente se considera el límite entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico. También separa las rías de O Barqueiro y de Ortigueira.

Los espectaculares acantilados de Estaca de Vares donde el mar y las olas rompen con fuerza

Figuras de protección del cabo de Estaca de Bares

Está recogido por las siguientes figuras de protección: Sitio Natural de Interés Nacional y Lugar de Importancia Comunitaria. Estaca de Bares posee una gran importancia paisajística, pues está formado por imponentes acantilados graníticos que llegan a alcanzar los 100 metros de altura en algunos lugares.

Vista del pueblo de Puerto de Bares con su magnifica playa
Puerto de Bares, el pueblo perfecto para quien gusta de disfrutar de la naturaleza con tranquilidad.

También es un importante lugar de reunión de ornitólogos, que desde finales de agosto a octubre se reúnen en la estación ornitológica situada cerca del faro para observar el paso de las aves migratorias, pues éste es un lugar privilegiado para ello. Se han llegado a contabilizar el paso de 100.000 aves como alcatraces, págalos, pardelas, gaviotas, fumareles, charranes, etc. En los acantilados anida el halcón peregrino.

Qué ver y visitar en el cabo de Estaca de Bares

No podemos irnos de Estaca de Bares sin visitar Puerto de Bares, una pequeña aldea marinera que posee en su puerto una escollera que data del siglo VII a. C., correspondiente a la edad del bronce, cuando los habitantes de la zona recorrieron los montes próximos para recoger los peñascos redondeados que alinearon frente al pueblo para protegerse del oleaje. En Puerto de Bares, en los restaurantes del puerto, podemos degustar la cocina gallega: sabrosa y muy abundante.

Semaforo de bares: un edificio de la Marina reconvertido en hotel
El Semáforo de Bares: un hotel encantador en un lugar privilegiado

Otro lugar interesante es el Semáforo de Bares, un antiguo, bonito y ajardinado edificio de comunicaciones de la marina reconvertido en hotel. Desde aquí gozamos de unas magníficas vistas. Podemos acercarnos también al faro de Estaca de Bares, en funcionamiento desde mediados del siglo XIX. Desde aquí podemos acceder a la estación ornítológica (una pequeña edificación de piedra sobre el acantilado) y a unos antiguos molinos de agua próximos a la estación.