Saltar al contenido

Cómo atraer pájaros al jardín

Si quieres atraer pájaros a tu jardín o tu balcón, debes ofrecerles un entorno amigable para ellos, ausente de peligros y con  incentivos que les inciten a volver una y otra vez.

Comederos para atraer pájaros al jardín.

Cómo atraer pájaros al jardín con comederos para aves

Una de las mejores formas de atraer pájaros a mi jardín es ofrecerles alimento. Para hacer que las aves venga a comer lo ideal es instalar uno o varios comederos. Pueden ser un plato de plástico con unos agujeritos para desaguar el agua de la lluvia y suspendido de un poste o colgado de una rama. O más elaborado, de madera y con un techo que lo proteja de la lluvia. Lo ideal sería que tuviera al menos unos 150 cm. de perímetro. Si no se dispone de espacio puede adosarse el comedero al muro de la casa o asegurarlo al alfeizar de la ventana. Estos comederos puedes hacerlos tú o comprarlos.

Normalmente querremos observar las evoluciones de las aves y ver cuantas especies diferentes acuden a nuestro comedero. Para ello, a la hora de situarlo hemos de buscar un lugar desde el cual podamos observar a las aves sin acosarlas. Y, mucho más importante, desde donde ellas puedan ver con tiempo para huir a un gato u otro depredador que las aceche.

como atraer pajaros a un comedero en tu casa

Hay autores que recomiendan no molestar a las aves y cambiarles el alimento cuando no estén presentes. Yo no estoy de acuerdo. No quiero decir que debas molestarlas ni mucho menos, pero sí que permitas que se acostumbren a tu presencia. Deja que te vean echándoles comida y te asociarán con ella. Si tienes un jardín lo suficientemente amplio, obsérvalas sentado a una distancia prudencial en silencio e inmóvil. ¿Cuál es esta distancia? Aquella en la que veas que los pájaros evolucionan con normalidad. Con el paso de los días puedes ir acercándote más. Algunas aves muy tímidas, especialmente en zonas no habitadas, no entrarán al comedero si te ven; pero podrán hacerlo el resto del tiempo. Pero otros muchos pájaros se acostumbrarán a tu presencia. Aves como los gorriones, los carboneros o los herrerillos terminarán picoteando la comida de tu mano si eres paciente.

Comida para atraer pájaros

Para atraer a la mayor cantidad posible de especies de aves debemos ofrecer variedad de alimentos: restos de comida, de pan, semillas lo más variadas posible, pedazos de manzana y otras frutas, copos de avena, frutos secos (nunca salados). Los frutos secos atraerán a los pájaros carpinteros. Las semillas y granos atraerán a las palomas y otras aves granívoras. Es importante no cortar bruscamente el suministro de alimento, sobre todo el invierno, época en la que, si nieva copiosamente en tu localidad, los comederos contribuyen más eficazmente a la protección de las aves (siempre que no se cubran de nieve).

Cómo atraer al colibrí a tu balcón

En América tienen la suerte de poder disfrutar de estas aves fascinantes. Si quieres atraer colibríes a tu jardín ofréceles bebederos con agua azucarada. Puedes encontrarlos en tiendas especializadas o hacerlos tú mismo. 

Bebedero para colibrí picaflor para el jardín
Los colibríes acudirán a un bebedero con agua azucarada

Cómo atraer jilgueros

A los jilgueros les encantan las semillas de los cardos.  Deja un rincón de tu jardín con una buena mata de cardos borriqueros, y las bandadas de jilgueros acudirán a picotear sus semillas en otoño e invierno.

Bebederos y baños para las aves de tu jardín

Los pájaros también tienen sed. Y si les ofreces un aporte constante de agua, regresarán a tu jardín o tu balcón cada vez que quieran beber. Puedes ofrecerles también una zona de baño. No es necesario que sea muy elaborada. Un plato llano con un dedo de agua será suficiente. Es necesario cambiar el agua a diario y limpiar el recipiente para evitar que se contamine.

Si haces un estanque en el jardín, haz una zona en la orilla con una pendiente ligera y guijarros para que los pájaros acudan a bañarse y beber.

Cajas nido para los pájaros del jardín

Es bastante sencillo lograr que, además de comer, las aves críen a nuestro alrededor. Para ello debemos ofrecerles lugares adecuados para nidificar. Puedes encontrar una gran variedad de modelos de cajas nido en las tiendas especializadas, adaptadas a las características de cada especie. También las puedes hacer tu mismo.

 Las cajas nido clásicas son sencillas de construir. Sólo necesitas unas tablas de madera de 1,5 cm. de grosor aprox. (a partir de 2 cm. dificultan el trabajo más de lo necesario). Consisten en un cajón con el techo inclinado sujeto por una bisagra a otra tabla situada detrás que se usa para atar el nido al tronco del árbol. Si lo adosamos a una pared podemos clavarlo o atornillarlo. Pueden tener el acceso con un agujero o bien tener el frente abierto, con una base de 20×20 cm. y una altura de 20 ó 25 cm. por delante y 25 ó 30 cm. por detrás aproximadamente. Aquí te mostramos detalladamente cómo hacer una caja nido.

Unos agujeros de 29 mm permitirán el paso a herrerillos y agateadores, uno de unos 50 mm dejará pasar a aves más grandes como colirrojos y estorninos, pero si hay muchos gorriones probablemente anidarán ellos.

Algunas aves, como los petirrojos, prefieren las cajas nido con frontal abierto. Este tipo de nido es mejor colocarlo en algún lugar donde quede protegido o semioculto por la vegetación, como una pared cubierta por plantas trepadoras, por ejemplo.

Es importante no molestar a las aves que están nidificando, pues si se sienten acosadas podrían abandonar el nido. Cuando termina la época de nidificación hay que limpiar la caja. Debemos usar guantes para manipular el nido, pues podría tener pulgas. Podremos ver entonces qué material ha usado cada especie para su construcción y a lo mejor encontrar algún resto de cáscara de huevo o algún huevo que no ha eclosionado y que podremos recoger para nuestra colección natural.

Cómo atraer pájaros a una casita

Una forma bastante eficaz de atraer pájaros a una caja nido es ofrecerles una ristra de cacahuetes ensartados con un alambre. Los carboneros acudirán a picotear y, a principios de primavera se interesarán por la caja nido y entrarán para explorarla.

Como atraer pajaros a una casita con cacahuetes
Ofrece una ristra de cacahuetes colgada de una caja nido y las aves la encontrarán enseguida.

Cómo atraer golondrinas a tu casa

Las golondrinas son propias de las zonas rurales y de las periferias de las ciudades. Hacen sus nidos de barro protegidos de la lluvia bajo los aleros de las casas o en el interior de garajes, graneros, etc. Para ello les viene un soporte sobre el que empezar. Un simple clavo en la pared a unos 15 o 20 centímetros del techo puede ser suficiente para estimularlas a que hagan allí su nido.

Cómo atraer una lechuza a tu casa

A las lechuzas les gusta alojarse en alpendres, graneros y establos de las zonas rurales. Es importante que tengan aberturas o ventanales abiertos para que puedan entrar. Ofréceles una caja grande, con una base de unos 45×20 cm. y una abertura frontal de al menos 10×12 cm. que estimulará a pequeñas rapaces nocturnas para que hagan allí su nido.

Plantas para atraer aves a tu jardín y a tu balcón

Poner cajas nido y comederos para las aves es una buena forma de protegerlas, pero si poseemos un jardín, prestaremos una ayuda más eficaz, no sólo a las aves, sino a otras muchas especies de animales, plantando árboles y arbustos que ofrezcan comida y cobijo. Un seto natural compuesto por la mayor variedad posible de arbustos silvestres con bayas, enredaderas y algún árbol, como un nogal o un guindo, ofrece cobijo, alimento y lugar para criar a millares de animalitos.

Si dejamos una zona del jardín con las hojas secas caídas en otoño, los mirlos y zorzales encontrarán sustento en los insectos y lombrices que se alimentarán de la materia en descomposición.

Jilgueros comiendo semillas de cardo en el jardín de mi casa
Las bandadas de jilgueros acudirán en otoño e invierno a comer las semillas de los cardos

Algunas de las especies que podemos incluir en nuestro jardín natural son: madreselva, saúco, saúco rojo, cornejo, espino blanco, espino de fuego, rosal silvestre, agracejo, avellano, enebro, cerezo, mundillo, tejo, acebo, haya, girasoles, serval de cazadores. Las flores silvestres aromáticas como los brezos o el romero atraerán insectos, que son la fuente de alimento de otros muchos animales.

Si el jardín es lo suficientemente grande, planta un roble o una encina, un nogal, un castaño o cualquier árbol de los bosques de tu localidad. Los dos últimos crecen más rápido que los primeros, sobre todo el nogal. Plantar árboles autóctonos es la mejor forma de preservar y atraer a la fauna local.

Sin duda alguna, el complemento ideal para un jardín silvestre es un estanque con ranas, sapos, tritones, libélulas, nenúfares…

Cómo ofrecer un lugar seguro a las aves de tu jardín

Es importante que las aves vean que el entorno es seguro. Las aves no se quedarán mucho tiempo en un jardín en el que merodean una docena de gatos. No siempre podremos evitar que entren depredadores a nuestro jardín. En estos casos es importante asegurarse de que comederos y bebederos se encuentren en lugares elevados y con buena visibilidad del entorno para cualquier depredador potencial pueda ser visto a tiempo por las aves.

En este sentido, las zonas más vulnerables son los estanques, donde las aves se encontrarán en una posición baja y sin visibilidad sobre un depredador que las pueda acechar desde las plantas. Para solucionarlo, mantén el césped corto en los alrededores del estanque y ofréceles un posadero elevado cerca de la playa de guijarros donde se bañen. De este modo, se posarán antes allí y podrán asegurarse de que no hay riesgo.