Síguenos en: FacebookTwiterVisita nuestro BlogFlickrSíguenos en Youtube
Logo Cabecara
Síguenos
Secciones
Manuales y cursos
Mascotas
Espacios naturales
Guías de la naturaleza
Senderos y Rutas
Jardines

Ornitología: La observación de las aves

Manual del naturalista

Las aves son probablemente los animales más sencillos de observar para el naturalista. Esto se debe a que, al contrario que los mamíferos de nuestras latitudes, la mayoría son diurnas. Y aunque son animales tímidos, con un poco de precaución y paciencia se pueden pasar horas de observación fascinante.

Al contrario que los mamíferos, las aves poseen un olfato poco desarrollado, por lo que no tendremos que preocuparnos de la dirección del viento. Poseen no obstante muy buenos oído y vista, así que deberemos movernos con cuidado y llevar ropas oscuras que se confundan con el entorno.

Para observar aves únicamente deberemos salir al campo -o a un parque- con nuestros prismáticos y ropas de colores oscuros para pasar lo más desapercibidos posible. Debemos movernos despacio, en silencio y, si es posible, pegados a los setos y matorrales para disimular nuestra silueta. Nuestra inmovilidad tranquilizará a los animales que, si nos acercamos demasiado, huirán. Esta "distancia de seguridad" depente de la especie e, incluso dentro de la misma especie, si se trata de especímenes urbanos o que viven en el campo, como en el caso de los mirlos, confiados en los parques y tímidos en el campo.

Algunas aves, como los cucos o los arrendajos, son especialmente huidizas, y probablemente nos verán en nuestros paseos por el campo antes de que nosotros las veamos y huirán. En otras ocasiones sucederá lo contrario. Es fascinante verse envuelto por una bandada de inquietos mitos acompañados de herrerillos, carboneros y agateadores, que buscan alimento de ramita en ramita recorriéndose el bosque de esta manera durante todo el otoño y el invierno. Al llegar la primavera estas bandadas se deshacen para procrear. También son muy emocionantes los descubrimientos primaverales, cuando llegan, con el buen tiempo, las aves migratorias para hacer sus nidos en nuestros campos; y los otoñales, cuando nos visitan las aves del norte de Europa. En estas épocas se pueden ver también aves poco comunes que se encuentran de paso.

Yo he pasado horas maravillosas sentado en una roca, camuflado entre unos arbustos dentro de un robledal, mientras pasaban ante mí hermosos trepadores azules, inquietos pájaros carpinteros o enigmáticas oropéndolas.

Debemos explorar diferentes hábitats, ya que al cambiar de hábitat descubriremos especies que no habíamos visto antes. En las praderas y pastizales veremos gorriones, tordos, alondras; en las zonas húmedas diversas especies de patos, garzas; en los bosques de coníferas quizá tengamos la suerte de ver algún piquituerto, con su espectacular pico que le permite alcanzar las semillas que esconden las piñas.

Los lagos y lagunas disponen a veces de observatorios de aves, que con pequeñas casetas que sirven para poder observar a los animales sin que estos desconfíen. En estos casos suele ser más útil emplear un telescopio que unos prismáticos.

Observando aves con un telescopio

Aquí me tenéis observando las aves de una laguna con ayuda de un telescopio terrestre.

Con mucha frecuencia, los avistamientos de las aves serán fugaces, por lo que deberemos aplicar todas nuestras dotes de observación para quedarnos con sus rasgos más característicos y poder identificarlas. No sólo hay que fijarse en los colores, en ocasiones las aves tienen un canto muy característico que nos permitirá identificarlas con facilidad aunque no lleguemos a verlas, como el caso de los mirlos. El tipo de vuelo también es característico que algunas aves, así como las forma del pico, del cuello, de la cola o de las patas, que en muchas ocasiones nos revelan las costumbres, el hábitat y el tipo de alimentación de los animales.

Con la observación atenta y el paso del tiempo, pronto aprenderemos a predecir qué especies podremos encontrar en un lugar o una época, a distinguir el canto o a identificar las siluetas en vuelo de las rapaces de nuestra localidad.

Los ornitólogos profesionales usan con muchísima frecuencia escondites especiales, conocidos normalmente con el término inglés "hide". En ocasiones, estos escondrijos están suspendidos sobre largos andamios para poder observar los nidos situados en las copas de los árboles. También son muy útiles para fotografiar a los animales. El naturalista aficionado puede improvisar uno con unas varas de madera y unos metros de tela como os mostramos aquí.

El escondrijo debe instalarse en un lugar donde sepamos con seguridad que van a acudir los animales. También pueden atraerse instalando un comedero o cajas nido.

Las aves pueden mostrarse recelosas si nos ven entrar en nuestro escondite. Existe un viejo truco conocido por todos los ornitólogos para evitar esto. Consiste en entrar acompañado de otra persona que permanecerá un rato. Cuando ésta se marche, las aves, como no saben contar, pensarán que el lugar está vacío y no se sentirán cohibidas.

Ilustrar el cuaderno

La mejor manera de dibujar un pájaro o cualquier otra forma compleja es hacer primero sus formas más simples y después ir añadiendo detalles. Si practicas un poco en casa, te saldrán los bocetos rápidamente en el campo. Aquí te muestro los pasos:

Paso 1.- Las formas básicas son dos elipses para el cuerpo y la cabeza. Dibújalas con suavidad.

Dibujar un pájaro

Paso2.- Dibuja el cuello y añade las formas de la cola.

Dibujar un pájaro

Paso3.- Ya está lo más difícil, ahora añade detalles: ojos, pico, patas, ala...

Dibujar un pájaro

Paso 4.- Añade los últimos retoques y perfila con trazo grueso los detalles más característicos. Haz anotaciones.

Dibujar un pájaro

Paso5.- Si le añades unas notas de color embellecerás tu cuaderno y facilitarás la identificación.

Dibujar un pájaro

Qué equipo necesitas

Los prismáticos son imprescindibles si queremos sacar algún fruto de nuestras observaciones, pues las aves nunca nos permitirán acercarnos demasiado a ellas.

El cuaderno y los utensilios para tomar notas son la herramienta básica de todo naturalista. No debemos fiarnos de nuestra memoria a la hora de registrar las observaciones. Aunque éstas serán, la mayoría de las veces, fugaces, y tomaremos notas escritas sobre los colores y los rasgos fundamentales de las aves, también podemos en cualquier momento tomarnos un descanso, sentarnos en una roca, y colorear nuestros bocetos.

Las aves suelen ser criaturas huidizas, por eso deberemos llevar ropas de tonos oscuros que se confundan con el entorno. Si caminamos por delante o detrás de setos y matorrales evitaremos que nuestra silueta se recorte contra el horizonte, alertando a los animales.

Las guías de campo son una ayuda inestimable a la hora de identificar a las aves y a cualquier otro animal. Las hay que abarcan la comunidad o región, el pais o el continente. En cualquier caso, asegurate de que las fotografías o las ilustraciones son de buena calidad.

Aunque no es imprescindible, todo naturalista, antes o después, desea fotografiar al objeto de su estudio. El equipo mínimo que necesitas para fotografiar aves es una cámara réflex, un tripode, y al menos un objetivo de 200mm. o un zoom 80-200 o similar. Los duplicadores no son muy caros y transformarán los 200mm. en 400mm. No suele ser efectivo fotografiar las aves a acecho, lo mejor es usar un escondrijo o "hide".

Artículos relacionados Fotografía de aves con comederos || Fabricar un hide || Guías de la naturaleza: Aves || Flickr: Galería de aves || Blog: Observar aves en la laguna de Cospeito Manual del naturalista Índice || Equipo del naturalista || Prismáticos || Grabación de sonidos | Equipo de grabación improvisado ||| Las colecciones || Cómo conservar especímenes || Los rastros de los animales silvestres || La habitación del naturalista || El fichero del naturalista || La observación de las aves || El estudio de las aves || Como atraer a las aves || Estudio y conservación de los nidos abandonados || Cómo coleccionar plumas, alas y huevos || Estudio del medio acuático || Cría de renacuajos || El estudio de las playas y la costa || Cómo coleccionar conchas de moluscos || La observación de los mamíferos || Huellas de animales || Estudio de setas y hongos I || Estudio de setas y hongos II || Recolección y consumo de setas || La toxicidad de las setas

Si te gusta este artículo y crees que puede ser útil para otras personas puedes puntuarlo:

También puedes:

Comentar este artículo

Usuario:
Comentario:
  Los comentarios deben escribirse en español correcto, y con la acecuada puntuación para que sean perfectamente entendibles por todo el mundo. No se tolerarán insultos ni descalificaciones gratuitas. Vive la Naturaleza se reserva el derecho de eliminar los comentarios que no respeten estas directrices o los términos y condiciones.
Texto anti-spam: Pulsa sólo una vez. Debes actualizar la página para ver tu comentario.

ay 2015-10-23 17:01:05 muy bueno aunque yo no dibujo las aves con este boceto
Webmaster 2015-09-22 20:40:35 http://www.weboryx.com/
Erick Chan 2015-08-13 01:26:25 Que tal,quiero conseguir equipo para observación de aves pero no se donde encontrarlo, podrían indicarme alguna pag. web o el nombre de alguna tienda donde pueda encontrar lo necesario?
Angeline 2015-08-03 16:11:26 hracias me ira muy bien
fontoria 2012-09-25 17:15:39 Gracias por tus enseñanzas. Tu web es fantástica.

Copyright 2001-2018 by www.vivelanaturaleza.com.

Todos los derechos reservados. Todos los artículos de Vive la naturaleza son ORIGINALES.
Está permitida la utilización de los contenidos de la web con fines no comerciales citando la fuente y añadiendo
un enlace de la siguiente manera: " Fuente: www.vivelanaturaleza.com ".
El uso de Vive la Naturaleza implica la aceptación de los términos y condiciones.

Contacto: usuarios@vivelanaturaleza.com