Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Guías de la Naturaleza: Plantas medicinales | Madroño - Arbutus unedo

Madroño - Arbutus unedo

Guía de la naturaleza: Plantas medicinales

Clasificación taxonómica

Reino: Vegetal; Phylum: Magnoliophyta (Angiospermas); clase: Magnoliopsida; orden: Ericales; familia: Ericaceae.

Otros idiomas:Inglés: strawberry tree; Alemán: Westliche Erdbeerbaum; Francés: arbousier, arbousier commun; Italiano: corbezzolo, albatro; Portugués: medronheiro.

Características

Descripción

Arbusto o árbol de hasta 10 metros. La corteza del tronco, de color marrón, se pela en tiras. Las ramas jóvenes a menudo son pardo rojizas. Hojas perennes, alternas, oblongo lanceoladas, coriáceas, brillantes, algo aserradas, con peciolos cortos y entre 6 y 10 cm de longitud. Las Flores crecen en racimos, son blancas, a veces algo rosas o verdes, en forma de olla; el cáliz presenta la abertura estrecha con 5 puntas abiertas; tiene diez estambres con anteras rojizas. Fruto de unos 2 cm y con la superficie rugosa. Su color varía de amarillo al naranja y finalmente al rojo cuando madura. Semillas pequeñas. Sabor harinoso dulzón.

Biología

Planta de hoja perenne que florece entre septiembre y enero. Es una planta melífera, muy buscada por la abejas, aunque parece proporcionar cierto amargor a la miel. Los frutos tardan un año en madurar, tras lo cual enseguida fermentan los azúcares y producen alcohol. Ya desde la antigüedad se advierte sobre la embriaguez que puede producir consumirlos en cantidad. Las aves los comen y dispersan las semillas.

En Canarias encontramos el madroño canario (Arbutus canariensis) cuyas hojas pueden alcanzar los 10 cm de largo y con frutos anaranjados o amarillos cuando maduran.

El Madroño oriental (Arbutus andrachne) tiene la corteza rojiza y es originario de Grecia y Asia Menor.

En América existen otras especies como Arbutus arizonica, Arbutus menziesii y Arbutus xalapensis que son de mayor tamaño.

Hábitat y distribución

Crece en sotobosques, laderas rocosas, matorrales, principalmente en climas de influencia mediterránea, pero también en zonas templadas y de veranos húmedos y frescos. Prefiere suelos ácidos. Podemos encontrarlo en Europa, norte de África y Asia Menor.

Usos

Medicinal

Los frutos son muy astringentes, así que pueden emplearse contra la diarrea con las reservas mencionadas antes. No obstante, la corteza y las hojas también lo son y no producen efectos alcohólicos. Las hojas y la corteza también son antisépticas y antiinflamatorias con acción sobre el aparato urinario, por lo que pueden emplearse en infecciones urinarias, cistitis, cálculos y cólicos renales. La decocción se prepara con 30gr de hojas y corteza por litro de agua, y se toman 2 ó 3 tazas diarias para tratar problemas del aparato urinario y 4 ó 5 tazas para la diarrea.

Comestible

El madroño florece a finales del verano, y sus frutos no alcanzan la madurez hasta el año siguiente, por lo cual es normal encontrar a la vez flores y frutos. Estos son primero verdes, y van pasando al amarillo, naranja y finalmente al rojo intenso cuando están totalmente maduros. Sólo son comestibles en esta última fase, cuando están blandos, ya que antes son excesivamente ácidos; y, aún así, no son del gusto de todo el mundo. No obstante, cuando alcanzan la madurez, sus azúcares empiezan a fermentar y a producir alcohol. De ahí que su abuso pueda producir síntomas de embriaguez y dolor de cabeza.

En cualquier caso, con los frutos maduros se preparan jaleas y mermeladas. Los autores consultados no hacen ninguna mención al respecto, así que supongo que los madroños preparados de esta manera siguen manteniendo el alcohol. Lo más adecuado es prepararlos el mismo día que se recogen los frutos, ya que si esperamos más sólo conseguiremos que los azucares fermenten y produzcan más alcohol. Visitar periódicamente los madroños y recoger los frutos según vayan madurando también evitará que estos fermenten.

Juan Antonio de la Rica nos facilita las siguientes recetas en su libro "Del Campo a la Mesa" editado por la revista "Setas y Plantas":

"NATILLAS DE MADROÑOS

Ingredientes: madroños maduros, huevos, leche, azúcar y corteza de limón.

Preparación: Se lavan los madroños con cierto cuidado porque cuando están maduros son blandos. Se ponen a continuación a calentar con muy poca agua y azúcar al gusto, simplemente para que se impregnen de este líquido almibarado y estén dulces.

Aparte se preparan unas natillas con un cuarto de litro de leche que se hierve con un trozo de corteza de limón. Aparte se separan dos yemas de las claras y remueven con 100 ó 150 gr de azúcar (según gustos). Esta mezcla se pone a fuego muy suave y se le añade poco a poco la leche caliente (nunca demasiado), moviendo sin cesar hasta lograr la consistencia deseada, momento en que retiramos las natillas del fuego.

Se colocan los madroños sobre una fuente y se tapan con las natillas justo antes de servir."

"JALEA DE MADROÑOS

Ingredientes: madroños maduros, un limón y azúcar

Preparación: Se lavan los madroños y se colocan en una cazuela con agua que los cubra y un poco más. Se ponen a calentar a fuego lento y cuando empiezan a hervir se remueve con cuchara de madera para que poco a poco se deshagan y se forme una pasta más o menos uniforme. Cuando nos parece que los madroños están completamente deshechos, se pasa la pasta por un tamiz o fieltro (retorciendo incluso para lograr que pase toso el líquido). El jugo obtenido se pone de nuevo al fuego añadiendo azúcar en proporción 3/4 a 1 (o 750 gr de azúcar por litro) y agregando el zumo de un limón. Se lleva al punto de ebullición con fuego medio y se deja hirviendo a fuego lento y sin cesar de remover durante quince o veinte minutos.

Cuando aún está caliente se coloca en los tarros en los que se piense conservarla y cuando se enfrían se cierran herméticamente."

"MERMELADA DE MADROÑOS

Ingredientes: Madroños maduros, azúcar y vainilla

Preparación: lavar los madroños recién recogidos [...] y ponerlos en una cazuela con el agua necesaria para cubrirlos y un poco más. Calentarlos a fuego lento y cuando rompan a hervir retirarlos del líquido, escurrirlos y pesarlos. En el líquido sobrante añadir azúcar en la proporción 3/4 a 1 (750 gr de azúcar por litro) añadir la vainilla y calentar hasta que el azúcar se disuelva. Sin dejar de dar calor añadir los madroños y dejar hervir a fuego lento hasta que estos se deshagan parcialmente. También podemos reservar algunos madroños para que queden enteros y dar cierta personalidad a la mermelada. Finalmente colocar en los tarros en los que se conservarán y cuando dejen de quemar, cerrarlos herméticamente."

Bebida

El fruto del madroño se emplea para hacer jarabes, vinos y licores, muy comunes en la cuenca Mediterránea

Otros usos y curiosidades

Parece ser que la palabra “unedo” del nombre científico deriva del modo en que Plinio se refería a esta planta “Unum edo” (Yo como uno), y que haría referencia al riesgo de comer demasiados frutos de madroño.

La madera de madroño proporciona leña y carbón vegetal de muy buena calidad, también las ramas jóvenes se han empleado en cestería. Pero para su uso en ebanistería no es muy duradera y se retuerce.

Las hojas, frutos y especialmente la corteza poseen hasta un 45% de taninos, por lo que son apropiadas para curtir pieles.

Antiguamente se utilizaban los frutos para obtener azúcar y tinte de color rojo; y de su semilla se obtenía una goma empleada para cazar pajarillos.

Cultivo

El madroño se ha empleado como ornamental y es muy apropiado para jardines naturales en climas adecuados. Posee un follaje verde y perenne, sus frutos lo decoran casi todo el año y a finales del verano produce racimos de flores blancas. Puede alcanzar una altura de entre 1 y 10 metros, pero su crecimiento es lento.

Requiere un suelo con humedad media a baja, fértil, bien drenado y soleado. Puede multiplicarse por semillas, que se plantan en septiembre y octubre; o por esquejes, que se plantan en julio y agosto. Aunque resisten las heladas, en climas fríos es mejor proporcionarle una ubicación reguardada debido a su floración tardía.

Multimedia

Fotografías

Madroño (Arbutus unedo)
Madroño (Arbutus unedo). Flores en racimos.

 

Madroño (Arbutus unedo).
Madroño (Arbutus unedo). Frutos en diferentes fases de maduración.

 

Madroño (Arbutus unedo)
Madroño (Arbutus unedo). Los frutos maduros son rojo intenso y blandos.

 

Ir a la página priincipal
Menú