Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Guías de la Naturaleza: Aves | Jilguero - Carduelis carduelis

Jilguero - Carduelis carduelis

Guía de la naturaleza: Aves

Clasificación taxonómica

Reino: Animal; Phylum: Cordados (Chordata) - Subphylum: Vertebrata; clase: Aves; orden: Passeriformes; familia: Fringilidae.

Características

Descripción

El jilguero tiene una cabeza tricolor inconfundible: roja cerca del pico, blanca en la zona media y negra; una mancha negra va del pico a los ojos. El dorso es de color castaño; las alas, negras con las franjas alares amarillas muy características en vuelo; el obispillo, blanco y el vientre blanco y castaño. Los ejemplares juveniles carecen de los tres colores en la cabeza, cuyas plumas son de color marrón grisáceo. Ambos sexos son difíciles de diferenciar en el campo, no obstante existen pequeños matices diferenciadores, de los cuales el más evidente es la máscara roja de la cabeza, que en las hembras no sobrepasa la altura del ojo y en los machos es un poco más grande. Existen más de una quincena de subespecies a lo largo de su área de distribución que presentan variaciones de color y el tamaño.

Biología

Durante los meses fríos, los jilgueros son gregarios y se desplazan en pequeñas bandadas en busca de alimento por praderas. Es entonces cuando son más fáciles de observar.

Ya en febrero aún antes de deshacerse estas bandadas, los machos comienza a entonar su melodioso y apreciado canto con vistas a marcar su territorio. A partir de abril, cuando las hojas de los árboles han salido y las ramas ofrecen suficiente protección, la hembra comienza a construir un nido con forma de cuenco en una horquilla exterior de una rama alta de un árbol. El macho la alimenta mientras aquella incuba durante 12 ó 13 días los 4 a 6 huevos que suelen formar la puesta. Los polluelos permanecen en el nido durante 13 a 15 días durante los cuales los padres los alimentan primero con insectos y después con semillas. Después de abandonar el nido, los padres les siguen alimentando durante unos 8 días más. Normalmente realizan dos puestas al año, pero pueden realizar hasta tres puestas.

Los jilgueros jóvenes se juntan en bandadas que se pueden ver a partir de junio.

Hábitat y distribución

Mapa de distribucin

Frecuenta espacios abiertos, bosques claros, linderos de bosques, parques urbanos, cementerios, huertos, matorrales, etc, siempre que haya árboles dispersos y especialmante si existen cardos, por cuyas semillas siente especial predilección.

Cuando llegan los fríos, los jilgueros del norte de Europa se desplazan hacia el mediterraneo, mientras que los del centro y sur pueden ser sedentarios o bien migrar al norte de África.

Cuidados

Variedades domésticas

El jilguero es un ave muy apreciada por el canto de los machos; parece ser que algunas hembras también pueden cantar, pero su canto es de menor calidad. Los criadores de jilgueros son capaces de diferenciar un buen número de variedades de jilgueros que, debido a mutaciones (albinismo, melanismo...) han modificado la cantidad y variedad de pigmentos de su plumaje. Algunas son casi completamente blancas conservando sólo los colores amarillos de las alas y rojo de la cabeza; otras, por el contrario, son muy oscuras, y, entre ellas, una serie de innumerables clasificaciones intermedias: bruno, ágata, opal, isabela, lutino, satiné...

También han conseguido hibridarlo con otras especies del género Carduelis, como el verderón común (Carduelis chloris), pardillo común (Carduelis cannabina), pardillo sicerín (Carduelis flammea), lúgano (Carduelis spinus) y otras más exóticas como el cardenalito de Venezuela (Carduelis cucullata), negrito de Bolivia (Carduelis atrata) o el verderón del Himalaya (Carduelis spinoides) por citar algunos y también con canarios (Serinus canaria)

Alimentación

Ya hemos comentado que el jilguero es esencialmente y ave granívora que complementa su dieta con bayas e insectos. Para que disfrute de una buena salud y un vello plumaje la alimentación será lo más variada posible. Podemos encontrar en tiendas especializadas mezclas de semillas adecuadas para estas aves. Algunos criadores realizan su propias mezclas de semillas e incluso colocan además un comedero exclusivamente de alpiste ya que esta semilla es muy importante para evitar la obesidad de los pájaros y los problemas de salud derivados. Además aportaremos frutas y verduras como lechuga, acelga, diente de león, manzana, pera, etc. Debemos mantener siempre un aporte de agua limpia.

Durante la época de cría necesitará un mayor aporte de proteínas que podemos proveer añadiendo a su dieta pasta de cría, que puede ser comercial o elaborada por nosotros. Esta pasta de cría se puede mezclar con alimento para insectívoros comercial en un proporción de 60% pasta - 40% insectívoros. Se puede complementar además con semillas germinadas y un hueso de jibia, sin olvidarnos de las frutas y las verduras. Los criadores también les aportan periódicamente pan rallado integral, huevo cocido, larvas de insectos y complementos vitamínicos.

Durante la muda, que sucede en verano, tras la época de cría, también necesitan un mayor aporte de proteínas y minerales para la formación de las nuevas plumas. Se incorporará un suplemento proteico en forma de germen de trigo, huevo cocido, harina de soja o levadura. Entre las variadas frutas y verduras destaca en esta época el brécol crudo. Es muy importante en este momento un complemento vitamínico.

Alojamiento

Un ejemplar puede vivir en las jaulas de canarios; si tenemos una pareja de jilgueros podemos alojarla en los típicos jaulones de cría de canarios, pero se sentirán muy a gusto en grandes pajareras que pueden compartir con otras especies. Al ser un ave propia de nuestras latitudes (ave europea) soporta sin problemas nuestro clima incluso en una pajarera exterior amplia que puede compartir con otros jilgueros y con otras especies. No obstante, debemos mantenerlo en un lugar bien ventilado y evitar los cambios bruscos de temperatura. las pajareras exteriores estarán provistas de algunas coníferas que les ofrezcan resguardo. Debemos facilitarles una bañera con un poco de agua para que puedan bañarse.

Reproducción

Como ya hemos dicho, los jilgueros se reproducen a partir del mes de abril estimulados por el aumento de las horas de luz. La reproducción no es complicada si bien es importante que las aves estén bien habituadas a la vida en cautividad, algo probable si las hemos obtenido por los cauces legales, es decir, adquiridas provenientes de criaderos ya que es una especie protegida. Si tenemos una pareja formada será suficiente con alojarlos en el típico jaulón de cría para canarios en una ubicación soleada, sin corrientes de aire y tranquila; aunque los criadores obtienen mejores resultados con alojamientos más grandes. Les proporcionaremos cajitas para anidar y material para confeccionar el nido como algodón o lana de cordero. Normalmente la hembra pondrá 4 ó 5 huevos, aunque las puestas extremas pueden ser de 3 a 7, y comenzará la incubación a partir del tercer huevo. Si observamos que el macho molesta a la hembra o romper lo huevos deberemos separarlo con una rejilla. Es importante esmerar la higiene para evitar que los polluelos contraigan cualquier tipo de infección.

Enfermedades

Debemos evitar la mala alimentación, la falta de higiene y de ventilación y el hacinamiento de ejemplares que bajan las defensas de las aves pueden derivar en enfermedades infecciosas.

Multimedia

Fotografías

Jilguero (Carduelis carduelis)
Jilguero sobre un cardo cuyas semillas le encantan.

 

Jilguero (Carduelis carduelis)
El jilguero (Carduelis carduelis) es una apreciada ave de jaula.

 

Créditos

(1) Carduelis carduelis carduelis MHNT 223 Lambézellec por Didier Descouens - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Ir a la página priincipal
Menú