Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Viajes | Lugo: viajes y turismo | Sarria

Sarria

Lugo: viajes y turismo

Muchos peregrinos comienzan aquí el Camino de Santiago, ya que estamos a 111 km de Santiago, y la distancia mínima a pie para obtener la compostelana son 100 km.

Fue el rey Alfonso IX de Castilla y León quien fundó Vilanova de Sarria en el siglo XII, también fallece en esta villa en 1230, cuando peregrinaba a Santiago. Perteneció esta villa a la casa de Trastamara durante la Alta Edad Media, y más tarde a la de Lemos.

 

El peregrino entra en Sarria por Vigo de Sarria, donde se encuentra la oficina de turismo, y enseguida encuentra varios bares y mesones donde comer y descansar un rato. Al poco de entrar siguiendo la ruta jacobea llegamos a la Plaza de Galicia con una moderna fuente. Tiene aquí, quien haga el camino en bici, el comercio “Dos Ruedas” donde puede obtener repuestos o poner a punto su bici.

Siguiendo hacia la derecha pasaremos por delante del Hotel Alfonso IX***; y, tras cruzar el río Sarria por una calle adoquinada, nos encontraremos un moderno monumento al peregrino que nada tiene que ver con los que hemos visto hasta ahora, cada uno que saque sus conclusiones. A la derecha vemos el paseo del Malecón a la vera del río Sarria. Aquí tenemos varios bares y mesones donde comer, si acompaña el buen tiempo, en las terrazas del lado del río en un entorno muy agradable. A la izquierda, al lado del río, hay una fuente cuyos orígenes datan del siglo XVIII. Si continuamos por la izquierda siguiendo el camino que va al lado del río llegamos al parque El Chanto. El puente sobre el que nos encontramos conserva tres arcos medievales.

 

Al final de la calle adoquinada tenemos a la izquierda, presidida por dos impresionantes magnolios, la casa de Nullán o do Barrio, del siglo XIX. Existen varias mansiones del siglo XIX en Sarria, lamentablemente alguna de ellas se ha derribado en una noche, antes de que entrara en vigor la ley que las protegiera, para construir edificios de pisos. El dinero manda más que la historia.

La Torre de Sarria

La torre de Sarria es una de las cuatro con que al menos contaba la fortaleza construida aquí en el siglo XIII por los Condes de Lemos. Así mismo disponía de varios fosos y contrafosos y un puente levadizo. Fue derribada durante las revueltas irmandiñas y posteriormente reconstruida por Pedro Osorio.

En 1843 se derribó el castillete del mercado. Posteriormente la piedra de las torres y la cerca que rodeaba la fortaleza fue utilizada por varios particulares y lamentablemente sólo queda hoy esta torre, situada en una finca particular, por lo que no es visitable.

Continuamos por la derecha hacia el cruce de la Avenida, que está ante nuestros ojos; pero, siguiendo las flechas amarillas,  enseguida nos metemos por una calle a la izquierda por la que vemos la Escalinata Mayor. Esta escalinata nos introduce en la zona vieja de Sarria. Al llegar arriba tenemos el albergue municipal de peregrinos hacia la derecha. El camino continúa hacia lo alto de la villa, por la izquierda.

Subiendo veremos enseguida la casa de Centais, que perteneció a los Cederrón y data del siglo XVIII. En su fachada conserva un escudo de piedra y un vistoso balcón. Poco después pasamos al lado de la iglesia de Santa Marina, del siglo XIX, que sustituyó al anterior templo románico.

 

Continuando por la Calle Mayor, corazón del casco histórico de Sarria, el peregrino tiene varios bares y restaurantes que ofrecen camas donde puede comer y dormir por un módico precio si está cansado de los ronquidos de los albergues. También encontrará el ayuntamiento y varios albergues privados, uno de ellos, el albergue "Los Blasones" acondicionado en una antigua panadería, en cuyas paredes interiores podéis contemplar varios escudos de armas antiguos.

Al final de la Calle Mayor, tras subir una empinada cuesta, vemos a la izquierda la iglesia de San Salvador, de estilo gótico primitivo s. XIII; de frente sobresale la torre de la Torre de Sarria, y a la derecha está el moderno edificio del juzgado donde antiguamente se levantaba el Hospital del Santo Antón, cuya fachada se conserva, y que acogía a los peregrinos que volvían de Santiago. Se construyó en 1592 y funcionó hasta 1821.

 

Nosotros continuaremos por la derecha, por delante del edificio restaurado de la antigua prisión preventiva, y del mirador do cárcere, con un moderno cruceiro. Pasamos por delante del campo de la feria para llegar al pie del Monasterio de la Magdalena, cuyas primeras piedras datan del siglo XIII y estuvo desde sus inicios dedicado a atender peregrinos, labor que aún continúa.

El Monasterio de la Magdalena

También conocido como convento de los padres Mercedarios, que lo regentaron desde 1896. Nació a principios del siglo XIII como una ermita fundada por unos frailes italianos para atender a los peregrinos.

Conserva restos románicos, góticos y góticos tardíos. En la fachada vemos escudos de los condes de Lemos y marqueses de Sarria. Dentro de la iglesia hay varios nichos de estilo gótico manuelino, y el claustro es de estilo gótico.

El camino desciende ahora por la izquierda al lado del cementerio para llegar a una estrecha carretera que, por la derecha, nos acerca hasta el puente medieval de A Áspera y nos enfila hacia Portomarín por el Camino de Santiago.

El peregrino tiene en Sarria la mayor población del Camino Francés en Galicia después de Santiago. Aquí encontrará múltiples servicios: tiendas, supermercados, bancos, restaurantes, hoteles, pensiones... En el Parque de O Chanto están las pistas deportivas y las piscinas, por si quiere refrescarse. Al que le gusten las antigüedades debe pasarse por la Calle El Porvenir (Rúa do Porvir), donde se concentran la mayoría de los anticuarios de Sarria.

La capilla del Lázaro que podemos ver en el cruce de El Lázaro, en un extremo de esta rúa do Porvir, es del siglo XVIII, y en su interior hay imágenes de los siglos XVI y XVII. Al lado de la capilla hay un cruceiro. En tiempos hubo aquí un hospital para leprosos. Frente a la capilla podemos ver la exposición permanente de pintura del artista sarriano Manuel Rodríguez Díaz "Rodim". Desde hace unos años, en este barrio se celebra el fin de semana de Pascua la feria de los anticuarios.

¿Te ha resultado útil este artículo? Pues contrata ahora tu en hotel desde aquí con booking con total seguridad y al mejor precio.

 

Ir a la página priincipal
Menú