Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Manual de supervivencia | Plantas y animales proveedores de agua

Plantas y animales proveedores de agua

Manual de supervivencia

Cuando no encontramos agua por otros medios, podemos recurrir al agua que se almacena en algunas plantas. Como norma de seguridad básica, han de rechazarse siempre todas las plantas que tengan una sabia blanca o lechosa tanto para beber como para comer, ya que existen muchas que son muy tóxicas.

El agua en las plantas se puede acumular en distintos lugares en función de la especie, y las especies varían en función del hábitat y del continente. Todas serían innumerables, pero aquí os ofrecemos una pequeña muestra. Tened en cuenta que el conocimiento de las especies vegetales útiles y venenosas más comunes de nuestra zona o aquella en la que nos adentremos aumentará sobremanera nuestras posibilidades de supervivencia.

En las selvas, las bromelias, que crecen sobre las ramas de los árboles, acumulan una reserva de agua entre sus hojas. Puede tener restos vegetales e insectos por lo que será interesante filtrarla, pero es potable.

Bromelias

Diferentes especies de bormelias.

«Bromelias sobre un tronco seco» por Fev - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

También los cactos almacenan agua, pero algunos son venenosos. Hay que ser muy cuidadoso al manipularlos, porque sus espinas, especialmente las más finas, pueden ser muy difíciles de quitar y producirnos infecciones. La mejor forma de obtener el líquido de los cactos es seccionarlo por arriba, y aplastar la pulpa dentro de la planta para luego recoger el líquido en un recipiente

El cacto saguaro (Cereus giganteus, Carnegiea gigantea) de América del Norte guarda mucho líquido en su interior, pero es venenoso, así que, para aprovecharlo, tendremos que destilarlo con ayuda de un alambique improvisado como ya sabemos.

cacto saguaro (Cereus giganteus, Carnegiea gigantea)

Cacto saguaro
"SaguaroCactusAZ" by AndrewHorne - Own work. Licensed under CC BY 3.0 via Wikimedia Commons.

El cacto cilíndrico, del género Ferocactus, crece América y no es tóxico a pesar de tener una sabia lechosa, constituye una excepción a la regla anterior.

El cacto berrel (Echinocactus grusonii) crece desde el sur de EEUU hasta Sudamérica, puede alcanzar un 120cm de altura y proporcionar un litro de líquido, que en algunas plantas carecerá de sabor y en otras será amargo.

El cacto Opuntia, también llamado higuera de tuna o figilinda, tiene unas protuberancias en forma de orejas que producen frutos de color rojo o dorado cuando maduran. Tanto en los frutos como en las orejas se acumula agua.

Algunas palmeras, como el cocotero, la birí y la nipa, contienen un líquido dulce que se puede beber. Hay que tener cuidado con la leche de los cocos maduros, ya que es un laxante bastante fuerte, y puede hacernos perder líquidos. En las otras palmeras, se doblan los tallos floridos hacia abajo y se corta el extremo para que fluya el líquido. Debemos cortar una rodaja fina del tallo cada 12 horas para que el líquido se renueve, lo que nos permite recoger un cuarto de litro cada día.

Cocotero (Cocus nucifera)
«Cocos nucifera - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-187» por Franz Eugen Köhler, Köhler's Medizinal-Pflanzen - List of Koehler Images. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

También las raíces de algunas plantas almacenan agua. En Australia existen muchas plantas que almacenan agua en sus raíces. Los aborígenes son expertos en sacarles provecho, pero muchas de ellas pasarán totalmente desapercibidas para nosotros si no nos han enseñado a identificarlas. El árbol del agua, el roble del desierto y la romasa poseen raíces ricas en líquidos que crecen cerca de la superficie. Podemos arrancarlas haciendo palanca, cortarlas en pedazos de unos 30cm, descortezarlas y sorber la humedad o aplastarlas para convertirlas en pulpa y exprimirlas sobre la boca.

Animales proveedores de agua

Los animales no suelen ser tan buenos proveedores de agua como las plantas, pero en caso de necesidad, podemos succionar los ojos, que son ricos en líquidos.

La sangre de los animales también puede beberse.

Los peces de mayor tamaño contienen una reserva de agua en la espina. Hay que abrirlo en canal y, manteniéndolo plano, quitar el hueso del lomo con cuidado y beber el líquido. Debemos evitar beber los otros jugos de los peces, ya que, al ser muy ricos en proteínas, absorberán el agua durante la digestión.

 

Ir a la página priincipal
Menú