Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Manual del naturalista (cómo observar la naturaleza) | Plantas acuáticas para el estanque

Plantas acuáticas para el estanque

Manual del naturalista (cómo observar la naturaleza)

Las plantas en el estanque

Podemos recoger plantas acuáticas y algas para introducirlas en nuestro estanque y darle un aspecto más natural, equilibrado y bonito. Hay que asegurarse de que no están protegidas por la ley, en cuyo caso debemos respetarlas. Aunque se podría echar una capa de tierra en el fondo, lo mejor es plantarlas en tiestos asegurándonos que lo hacemos a la profundidad adecuada. Las algas oxigenadoras y los nenúfares los pondremos en la zona profunda, los acoros bastardos, espadañas y juncos y demás plantas ribereñas irán en el escalón. También se pueden introducir plantas flotantes como la lenteja de agua.

Plantas en el estanque

 

Otra alternativa es comprar las plantas en un centro de jardinería especializado. En este caso encontraremos especies muy interesantes, pero debemos tener cuidado con las foráneas; algunas se convierten en auténticas plagas al aclimatarse en hábitats a los que no pertenecen. Si introducimos algas o plantas de otras latitudes debemos asegurarnos que no salen de nuestro jardín.

Para que las algas microscópicas no enturbien el agua hemos de lograr un equilibrio entre los pobladores del estanque. Por cada 5 m2 de estanque debe haber aproximadamente 1 ó 2 nenúfares, una veintena de plantas oxigenadoras y unas 10 plantas ribereñas. Las plantas flotantes (incluidos nenúfares) no deberían cubrir más de la mitad de la superficie del agua.

Algunas especies vegetales para el estanque

Nenúfares: Los nenúfares son, probablemente la estrella de cualquier estanque. Aunque los hay silvestres, probablemente será más apropiado comprarlos. Pueden tener flores blancas, amarillas o rojas (ciertas variedades tropicales tienen flor azul). Lo mejor es plantarlos en cestos especiales para nenúfares; tienen agujeros para que puedan sacar las raíces y tenerlas en contacto con el agua. El primer año será mejor colocarlos en el escalón, al año siguiente ya se pueden dejar en la zona profunda.

Nenúfar

Nenúfares

Ranúnculo (Ranunculus fluitants): Es un alga muy común en Europa y casi todo el mundo excepto zonas tropicales que vive en arroyos y charcas poco profundos. Dependiendo de la especie una misma planta puede tener varios tipos de hojas según sea hojas sumergidas u hojas flotantes. En primavera dan unas flores blancas de 5 pétalos. Es una especie apropiada para el estanque como oxigenadora. La podemos reproducir por esquejes. Es frecuente que a los pocos días de introducirla en el estanque pierda todas sus hojas, no debe preocuparnos, volverán a salir. En peceras pequeñas hay que tener cierta precaución en este sentido, pues su sabia puede ser tóxica para los peces.

Ranúnculo acuático

Ranúnculo acuático

Milhojas acuática (Myriophyllum sp.): Existen una treintena de especies de milhojas. Son propias de zonas templadas, tropicales y subtropicales. Tienen flores masculinas y femeninas. Como la especie anterior son muy buenas oxigenadoras, pero pueden perder las hojas por un cambio brusco de temperatura y su sabia puede ser peligrosa para los peces en espacios reducidos (peceras pequeñas).

Milhojas acuática

Milhojas acuática

Elodea (Elodea densa): La elodea es una bonita planta procedente de América del Sur que se ha convertido en una "mala hierba" en muchas zonas templadas del globo en las que se ha introducido quizá accidentalmente. Es fácil de encontrar en tiendas especializadas. Es muy útil tanto en estanques como en peceras por su gran poder oxigenador y su rapidez de crecimiento. Esta rapidez de crecimiento nos obligará a frecuentemente para evitar que invada el estanque por completo. No debemos introducirla en nuestro estanque si existe la posibilidad de que "salte" al medio natural.

Elodea

Elodea

Lentejas de agua (Lemna sp.): Las lentejas de agua son pequeñas plantitas flotantes que constan de una laminita verde de 2-3 mm. con aspecto de hoja que en realidad es una especie de tallo primitivo y una o varias raicillas. Aparecen en los remansos de todas las zonas templadas, subtropicales o tropicales. En España hay dos especies Lemna minor y Lemna polyrrhyza. Son muy resistentes, incluso a la contaminación, y se reproducen con rapidez. Los peces rojos las consumen con gusto.

Lentejas de agua

Lentejas de agua

Jacinto de agua (Eicchornia crassipes): El jacinto de agua es una especie flotante que da unas bonitas flores azuladas. Es originario de la cuenca del Amazonas y ha sido introducida en otros hábitats donde tapona los cursos de agua en poco tiempo ocasionando serios problemas. Si la usamos en nuestro estanque hay evitar que pueda salir e invadir los cursos de agua si vivimos en zonas cálidas donde pueda aclimatarse. Aunque se reproduce por semillas, es más fácil multiplicarla dividiendo la planta. Ella sola se multiplica con extraordinaria rapidez. Al ser tropical hay que guardarla en una pecera con buena iluminación en cuanto las temperaturas descienden de 16ºC.

Jacinto de agua

Jacinto de agua

Puedes encontrar mas especies apropiadas para el estanque en nuestra guía de fauna y flora de ríos, lagos y zonas húmedas.

Desinfección de las plantas

Antes de meter las algas en un acuario o un estanque hay que lavarlas y desinfectarlas para asegurarnos que no introducimos ningún inquilino no deseado ni ninguna enfermedad.

Lo primero es lavarla bajo el chorro del grifo pasando suavemente los dedos por la planta para quitar las puestas de los caracoles y otros invertebrados (algunas especies, como las milhojas, no lo resisten). Después las dejaremos un par de horas en un recipiente con agua, tras las cuales observaremos si hay pequeños invertebrados en cuyo caso volveremos a lavarlas.

Después las desinfectaremos. Lo ideal es usar azul de metileno diluido, que se va añadiendo al agua hasta teñirla de añil, pero también se puede emplear mercurocromo o lejía muy diluida. Se remueve durante 10 ó 15 minutos y se vuelven a lavar las plantas bajo el grifo, tras lo cual ya podemos introducirlas en nuestro acuario o estanque.

 

Artículos relacionados

Entradas del blog relacionadas

Ir a la página priincipal
Menú