Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Espacios Naturales | La Laguna de Cospeito

La Laguna de Cospeito

Espacios Naturales

La laguna de Cospeito se encuentra a poca distancia de la población de Feira do Monte, capital de ayuntamiento de Cospeito. Pero ésta sólo es una de la decena de lagunas que se encuentran en un radio de unos cinco kilómetros repartidas principalmente entre los ayuntamientos de Cospeito y de Castro de Rey y que forman el “Complejo húmedo de la Terra Cha”. Además de estas lagunas, hay otras más pequeñas además de prados húmedos frecuentemente encharcados que completan las aproximadamente 2.000 Ha. que puede tener este complejo, uno de los más importantes de Galicia.

La laguna de Cospeito es la más importante de este humedal. Antiguamente eran dos lagunas: la laguna grande, de 57,50 Ha. y la laguna pequeña, de 16,25 Ha. Por desgracia, hace cincuenta años, estos lugares eran considerados insalubres, criaderos de mosquitos y fuente de infecciones. Y en los años sesenta el Instituto para la Reforma y el Desarrollo Agrario procedió a desecarlas para obtener tierras de cultivo. Veinte años más tarde, y con una mentalidad diferente, este Instituto procedió a la recuperación de la laguna, que en la actualidad tiene 5 Ha. y está situada en la parte más baja de la antigua laguna Grande.

La laguna de Cospeito a principios del otoño

Flora

La flora del complejo ha sufrido una intensa acción humana a lo largo de los años, que transformó el antiguo sotobosque en prados para la obtención de forraje. La desecación también provocó la desaparición de buena parte de los lechos vegetales que formaban las lagunas. Encontramos en la actualidad espadañas, juncos, lentejas de agua, etc.

Podemos encontrar bosquecillos de robles, castaños, sauces abedules y espino blanco, y el sotobosque está formado por zarzas, tojos, retamas y helechos.

Fauna

Las aves acuáticas son probablemente el conjunto faunístico más importante de las lagunas.

Al ser las lagunas esencialmente un lugar de paso e invernada, se producen grandes oscilaciones tanto en el número de especies como de individuos a lo largo del año. Los meses de mayor afluencia suelen se octubre–noviembre y febrero–marzo, en los cuales puede registrarse un aumento de individuos del 3.000 % con respecto al resto de año.

Las anátidas están representadas principalmente por el ánade real (Anas platyrynchos), el ánade silvón (Anas Penélope), el pato cuchara (Anas clypeata) y la cerceta común (Anas crecca), aunque podemos encontrar otras especies menos abundantes como el ánade friso (Anas strepera) o el ánade rabudo (Anas acuta).

En cuanto a las aves limícolas, encontramos a la avefría (Vanellus vanellus), la agachadiza común (Gallinago gallinago), el chorlito dorado común (Pluvialis apricaria) o el zarapito real (Numenius arquata).

Además también podemos encontrar garzas reales (Ardea cinerea) y martines pescadores (Alcedo atthis) entre otras especies.

Las aves rapaces más frecuentes son el ratonero común (Buteo buteo), el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), el gavilán (Accipiter nisus) y el azor (Accipiter gentilis). Otras rapaces observables son el esmerejón (Falco columbarius), el alcotán (Falco subbuteo), el halcón común o peregrino (Falco peregrinus).

Otros vertebrados

Podemos encontrar 11 especies de anfibios entre los que cabe destacar el tritón palmeado (Triturus helveticus) y la rana de San Antonio (Hyla arborea); 8 especies de reptiles entre los que se encuentran la culebra lisa europea (Coronella austriaca) y la vívora de seoane (Vipera seoanei). Entre los mamíferos destaca, sin duda, la nutria (Lutra lutra) relativamente fácil de ver desde los observatorios mientras nada y juega en las aguas de la laguna.

 

Entradas del blog relacionadas

Ir a la página priincipal
Menú