Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú
El Castillo de Coca

Estás en: Inicio | Viajes | Segovia | El Castillo de Coca

El Castillo de Coca

Segovia

Breve historia del castillo de Coca

El castillo de Coca se levantó en la segunda mitad del siglo XV. Fue el obispo de Ávila, Alonso de Fonseca y Ulloa, quien, con permiso del rey Juan II de Castilla, ordenó su construcción en el año 1453. El obispo no lo vio terminado, ya que muere en 1473, veinte años antes de que finalizaran las obras, y lo hereda su sobrino, Alonso de Fonseca y Acevedo quien da un nuevo impulso a su construcción. Por decisión de los reyes Católicos, tras la muerte de aquel, el castillo pasa a manos de su hermano Antonio de Fonseca, afín a los reyes, el cual acometió reformas defensivas en el castillo.

En el año 1521 resiste un ataque de los comuneros. A lo largo de los siglos siguientes sufre varias reformas y pasa a manos de la Casa de Alba, pero a principios del siglo XVIII cae en el abandono y, durante la guerra de independencia, las tropas francesas lo dejan en la ruina. Por si eso fuera poco, un administrador de la Casa de Alba vende materiales del castillo. Su recuperación no llegaría hasta el siglo XX. En el año 1926 es declarado Monumento Nacional, y en el 1931, Monumento Histórico Nacional. En el año 1954 la Casa de Alba lo cede al estado durante 100 años menos un día; de este modo la casa de Alba no pierde su titularidad y el estado se encarga de su restauración para alojar la Escuela de Capacitación Forestal.

Castillo de Coca con el profundo foso defensivo en primer término.

 

Cómo es el Castillo de Coca

 

Al contrario que la mayoría de los castillos militares, de construcción sobria y práctica, el castillo de Coca deja sitio a la belleza y a la fantasía arquitectónica de la mano del alarife (maestro) árabe Alí Caro, del cual, lamentablemente, poco más se sabe que su nombre. Al contrario también que otras fortalezas defensivas, no se haya en una elevación geográfica de difícil acceso, sino en un llano próximo a la población segoviana de Coca. El castillo está construido con tapial y ladrillo rosado de varios tonos y tipos que dan lugar a diferentes juegos de color y formas. Las defensas constan de un foso que lo rodea por completo, un recinto exterior y otro recinto interior con torres en las esquinas. Las almenas dobles se conservan íntegras. La torre del homenaje, de base cuadrada, conserva sus plantas intactas, así como la tortuosa escalera de caracol que permite acceder a cada una de ellas. Las otras tres torres del recinto interior son la de la Muralla, la de los Peces y la de Pedro Mata. Las estancias del castillo se distribuyen en torno al patio de armas, que tuvo que ser reconstruido. Del original sólo se conservan algunos capiteles y restos de pinturas murales.

Vista de la sala de Armas, en la torre del homenaje, con muestras de la decoración mudejar original del castillo.

Visitar el castillo de la Mota

Las visitas al castillo de Coca son guiadas. Desde el patio de armas accederemos a la torre del homenaje y, a través de la estrecha y tortuosa escalera de caracol original vamos accediendo a las diferentes salas visitables: capilla, sala de armas… A través de la galería norte alcanzaremos la torre de Pedro Maza con más salas y la mazmorra. Durante el recorrido veremos muestras de la decoración y los azulejos mudéjares originales, armas y armaduras, documentos antiguos sobre el castillo y fotografías de su restauración...

 

Ir a la página priincipal
Menú