Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Manual del naturalista (cómo observar la naturaleza) | Cuidar y observar animales acuáticos en casa

Cuidar y observar animales acuáticos en casa

Manual del naturalista (cómo observar la naturaleza)

En nuestras salidas a la naturaleza para observar ríos, arroyos, estanques o lagunas encontraremos multitud de pequeños animales que probablemente nos apetecerá llevarnos a casa para observarlos en una acuario o un recipiente similar.

No obstante, no es buena idea ceder al principio a ese impulso, por otra parte natural, y llenar nuestros frascos de montones de animalitos vivos sin conocerlos todavía pensando “cuando llegue a casa les preparo un recipiente adecuado”. Lo más probable es que la mayoría mueran porque aún no conocemos sus necesidades.

Los zapateros viven sobre la superficie del agua. Son carnívosos y carroñeros, así que les proporcionaremos moscas muertas que flotarán sobre el agua.

Lo más adecuado es tomar notas, bocetos, dibujos y, si es necesario y posible, fotografías en nuestras salidas para identificar a las especies; además de llevar buena nota de los hábitats en los que viven, de los hábitos alimenticios que observemos, etc. Podemos aumentar los conocimientos básicos sobre cualquier especie consultando guías de la naturaleza.

Entonces, cuando ya tengamos ciertos conocimientos sobre las especies, podemos decidir cuales queremos mantener y observar en cautividad, si debemos mantenerlas solas (algunas pueden ser carnívoros voraces) o podemos acompañarlas con otras especies y en qué cantidad (si se mantienen pequeños carnívoros, como determinadas larvas de insectos, ha de ser en un número muy inferior al resto de los animales).

No conviene mezclar especies que pertenecen a hábitats distintos, ya que sus requerimientos probablemente también serán distintos, por ejemplo, los animales que viven en los arroyos tienen unas necesidades de oxígeno mucho mayores a los que viven en lagunas u otro tipo de aguas estancadas y pueden ser necesarios una bomba con un difusor para mantener la cantidad óptima de oxígeno en el agua.

Existen muchas especies de escarabajos acuáticos, desde los grandes ditiscos de varios centímetros hasta escarabajos de pocos milímetros como el de la foto. Son magníficos nadadores que alegrarán nuestro acuario. Tanto los escarabajos como sus larvas son depredadores.

Hay muchos animalitos que podemos mantener en cualquier recipiente, pero siempre será más vistoso y más adecuado para la observación y la fotografía tenerlos en una pecera o acuario. Si sólo mantenemos insectos y pequeños invertebrados no será necesario ningún equipamiento filtrante, y, en todo caso, si empleamos un filtro, mejor uno de placa porque al ir la parte filtrante enterrada no absorberá a los animalitos mas pequeños.

A la hora de acondicionar el acuario trataremos de reproducir con la mayor exactitud posible el hábitat natural de los inquilinos. Por ejemplo, a los animales de arroyos les proporcionaremos un fondo de cantos rodados; un oxigenador potente en una esquina proporcionará cierta corriente de agua que imitará a la corriente natural. Los animales de las lagunas probablemente necesitarán un acuario más poblado de vegetación y fondo arena, tierra o limo. Es importante no emplear rocas calcáreas, ya que se diluyen en el agua alterando su composición química y poniendo en peligro a los animales. Respecto a las maderas, sólo las que venden en las tiendas especializadas son adecuadas, ya que las que podamos recoger en la naturaleza terminarán pudriéndose y estropeando el agua. Hay que tapar el acuario para evitar que los animales escapen y se pierdan por la habitación. Una tapa de cristal suele tener orificios en las esquinas, por lo que es menor acompañarla con una red metálica o antimosquitos fina.

Aunque no es frecuente (yo las manipulé mucho de niño y sólo me pasó una vez) las notonectas pueden causar dolorosas picaduras. Tambien son carnívoras y magníficas nadadoras.

Respecto al agua, podemos emplear agua del grifo siempre que la dejemos un par de días con el oxigenador puesto para que desaparezca el cloro antes de introducir los inquilinos. A la hora de decorar el acuario, dispondremos primero el fondo, sea arena o guijarros, luego plantaremos las algas, que podemos atar por la base formando ramilletes, y finalmente añadiremos el agua. Para que no se remueva la arena, podemos colocar unas hojas de periódicos o revistas sobre el fondo antes de echar el agua.

Muy importante es asegurarse de poder aportar los alimentos necesarios a los animales. Si no sabemos de qué se alimentan consultaremos las guías de la naturaleza adecuadas. Una red de plancton (es una pequeña red parecida a las que venden en las tiendas de acuarios pero con un pequeño recipiente en el extremo de la red, a donde van a parar los animalitos capturados) nos permitirá capturar plancton de agua dulce en cualquier charca, que incluirá diminutos crustáceos, larvas de mosquito y otros insectos, gusanitos, etc. y que constituye la base de la alimentación de muchos pequeños escarabajos y larvas de insectos de aguas estancadas. Los caracoles, las larvas de frigáneas y de otros insectos “pastarán” las algas verdes que crecen sobre las piedras. Animales mayores, como peces, tritones o sus larvas pueden alimentarse con pequeñas lombrices o con gusanos de la mosca azul que podemos adquirir en tiendas de artículos para la pesca. También podemos poner un trocito de carne en un recipiente sobre el alfeizar de la ventana y las moscas acudirán a poner sus huevos; en pocos días tendremos gusanos.

Las larvas de mosquito constituyen el alimento de muchos pequeños depredadores acuáticos, pero debemos tapar bien el acuario para que no se infeste nuestra casa de los insectos adultos o eliminar las que están pupando antes de que se transformen en mosquitos.

Ahora, cuando ya tenemos preparado el alojamiento y las provisiones de alimento, es cuando podemos traer animales de nuestras salidas para estudiar el medio acuático.

Por último, es muy importante respetar la legislación respecto a la protección de la fauna del país donde vivamos, y respetar escrupulosamente la fauna y la flora protegida por la ley. Si están protegidas es por algo.

 

Artículos relacionados

Ir a la página priincipal
Menú