Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Naturaleza | Manual del naturalista (cómo observar la naturaleza) | Cómo hacer un estanque en el jardín

Cómo hacer un estanque en el jardín

Manual del naturalista (cómo observar la naturaleza)

Los amantes de la naturaleza podemos considerarnos afortunados si disponemos de una finca o un pequeño jardincillo en el que disfrutar de un trozo de naturaleza de nuestra propiedad. Si construimos un estanque en nuestro jardín, no sólo estamos dotándolo de un mayor atractivo, también contribuiremos a la conservación de la fauna local. Son muchos los animalitos que acudirán a él, desde escarabajos acuáticos y otros insectos hasta sapos y tritones, pasando por alguna garza que lo podría visitar ocasionalmente.

Existen cuatro maneras de construir un estanque: de arcilla, de hormigón, prefabricado en fibra de vidrio y con una lámina de plástico PVC. De ellos, el primero y más antiguo ya no se usa pues cualquiera de los otros métodos es más eficaz y sencillo.

 

El estanque puede tener las formas y dimensiones que queramos. La profundidad dependerá del clima. Si los inviernos son muy fríos con heladas fuertes, deberá tener al menos 60 – 75 cm. en la parte más profunda para que no se congelen sus habitantes.

Antes de excavar marcaremos la forma del estanque con estacas y nos aseguraremos que lo que será la periferia del estanque está al mismo nivel. Se suelen realizar con al menos 2 niveles de profundidad para poder disponer diferentes tipos de plantas acuáticas. La parte más profunda es mejor hacerla de paredes verticales y fondo rectangular o cuadrado, así será más sencillo de trabajar, especialmente si usamos hormigón.

El estanque con una lámina de PVC

Construir un estanque con una lámina de plástico es un método sencillo y económico que permite darle la forma que deseemos con mucha facilidad. Está especialmente indicado para estanques de dimensiones reducidas. Cavaremos una fosa con la forma del estanque dándole los dos niveles de profundidad. Al ser el plástico un material frágil y ejercer el agua una presión muy fuerte, podría romperse contra una piedra o una ramita u otra protuberancia del terreno  por ello hay que asentar el plástico sobre una capa de arena fina, periódicos y revistas viejas (quitad las grapas por seguridad) o fieltro que podemos encontrar en tiendas especializadas. Es importante llenar el estanque de agua antes de proceder a cubrir la orilla o borde, que se decorará con losas -que le darán un aspecto más clásico- o con rocas -que le proporcionarán un aire más natural-. Podemos dejar una zona de playa donde puedan posarse a beber y bañarse las aves y otros pequeños animales. El plástico se suele estropear cuando le da el sol, por lo que hay asegurarse de que no queda ninguna parte expuesta. Existen tiendas especializadas donde venden PVC específico para estanques con una gran durabilidad a la intemperie.

Construcción de un estanque de pvc

1. Excavamos una fosa. Dejamos varios escalones. El primero, de unos 10 ó 15cm, será para las piedras de la orilla, que quedarán semi sumergidas. Podemos hacer otro a unos 30 ó 40 cm de la superficie para colocar las plantas de la orilla.

2. Después de haber eliminado piedras y raíces y de haber revestido el fondo con una capa de arena fina o de periódicos o de material específico para estanques, colocamos la lámina de PVC.

3. Llenamos el estanque de agua para que el plástico adopte la forma del foso.

4. Añadimos las piedras que formarán la orilla. Las que se asientan en el primer escalón quedarán semi sumergidas, facilitando así la entrada y salida del agua de animales que podrían resbalar en el PVC.

El estanque prefabricado

Suelen ser de fibra de vidrio, de varias formas y tamaños y poco profundos, lo cual es una desventaja en climas fríos. La instalación es sencilla, sólo hay que cavar una fosa y asegurarse de que el estanque queda firme y nivelado.

Estanques prefabricados

Estanques prefabricados de diferentes formas y tamaños.

El estanque de hormigón

Es el método menos cómodo de los tres y, si la pared de hormigón no tiene el suficiente espesor, la presión del agua puede terminar agrietándolo. Lo mejor es que nos ayude algún amigo con conocimientos de albañilería. Para preparar el hormigón podemos usar por ejemplo la siguiente mezcla: 1 parte de cemento, 2 partes de arena gruesa y tres partes de grava (entre 0,5 y 2 cm.) todo de buena calidad para garantizar la impermeabilidad. El fondo y las paredes tendrán 15 cm. de grosor. Si el estanque es muy grande habrá que usar un refuerzo de acero que deberá quedar en el centro del hormigón, por lo que habrá que preparar el fondo con la mitad del espesor deseado, colocar el refuerzo y añadir a continuación la otra capa de hormigón.

El hormigón empezará a secarse a los 20 minutos. Al cabo de una semana debemos llenarlo para asegurarnos que no se producen fugas. Después se vacía y se le aplica pintura plástica o algún producto especial, ya que el hormigón desprende sustancias químicas que pueden matar a los animales. Finalizado este paso ya podemos llenarlo e introducir animales y plantas.

Construcción de un estanque de hormigón

1. El hueco, los escalones y las profundidades para el estanque de hormigón son similares a los vistos para el estanque de pvc; únicamente debemos tener en cuenta el grosor que tendrá el hormigón para que no nos queden más altos de lo que esperamos. Una vez excavado, prepararemos el fondo con grava gruesa y una capa de arena por encima, todo bien compactado. A continuación echamos una capa de hormigón de unos 15cm. Si fuese necesario se aplicaría refuerzo metálico. Alisaremos la superficie excepto el borde donde se asentarán las paredes. Esperaremos a que fragüe antes de continuar.

2. Colocamos un molde de madera que será unos 30cm menor que el hueco para permitirnos hacer unas paredes de 15 cm. y vertemos el hormigón.

3. Una vez ha fraguado el hormigón de la fase anterior, lo aplicamos en la zona superior. Al haber menos presión serán suficientes unos 10cm y no suele ser necesario refuerzo. Hay que esperar unos días a que esté todo bien seco antes de quitar el molde de madera.

Los animales en el estanque

La mayoría de los animales colonizarán por si solos el estanque. Los insectos serán los primeros en llegar; los sapos, tritones, salamandras vendrán en primavera y dejarán sus huevos. Pero también podemos acelerar ese proceso recogiendo especies de las charcas de los alrededores, podemos traer ranas y peces. Los peces son especialmente útiles en el estanque para evitar que se convierta en un criadero de mosquitos. Podemos introducir carpas, tencas, kois o los típicos peces dorados de los acuarios de agua fría, que darán un aspecto más vistoso con sus colores. Lo mejor es esperar un par de meses antes de introducir los peces para que se aclimaten las plantas. No se debe sobre poblar de peces el estanque. Como norma por cada 20 litros de agua no debe haber más de 10 cm. de pez adulto. Los peces dorados pueden medir entre 15 y 35 cm. las carpas entre 60 y 80 cm. dependiendo de la especie y las tencas entre 20 y 40 cm.

Koi

Los koi son variedades ornamentales de la carpa común, y pueden alcanzar importantes tamaños.

Una puntualización importante: los peces grandes pueden depredar sobre los renacuajos de los anfibios, así que si queremos un estanque para que los anfibios de  los alrededores tengan dónde reproducirse hemos de ser muy cuidadosos con los peces que introducimos. En cualquier caso debemos evitar la introducción de peces grandes.

Los neones chinos son peces pequeños que no depredarán sobre los renacuajos y pueden soportar temperaturas bastante frías en invierno, incluso breves periodos de congelación de la superficie del estanque.  

Neón chino (Tanichthys albonubes)

El neón chino es bastante resistente y no suele superar los 4cm de longitud

Por su parte, existen muchas razas obtenidas por selección artificial de los típicos peces rojos o peces dorados de agua fría. Algunas de estas variedades a mí me parecen una auténtica aberración, pero hay algunas pequeñas, de cuerpo rechoncho (y por tanto torpes a la hora de perseguir a las presas) y bonitos colores que pueden ser útiles.

Pez rojo (Carasiuss aratus)

Algunas variedades de pez rojo (Carasiuss aratus) son torpes y relativamente pequeñas.

Puedes obtener mas información sobre la fauna que puebla los estanques en nuestra guía de la naturaleza de la fauna y flora de ríos, lagos y zonas húmedas.

 

Artículos relacionados

Entradas del blog relacionadas

Ir a la página priincipal
Menú