Categoría Naturaleza

NATURALEZA

Categoría Naturaleza en casa

NATURALEZA EN CASA

Categoría fotografía

FOTOGRAFÍA

Categoría Viajes

VIAJES

Ir a la página priincipal
Menú

Estás en: Inicio | Fotografía | Fotografía de paisajes urbanos | Cómo fotografiar las luces de la ciudad

Cómo fotografiar las luces de la ciudad

Fotografía de paisajes urbanos

Al acercarse la noche las ciudades se encienden en una explosión multicolor.  Las luces de tugsteno producen una tonalidad anaranjada, las fluorescentes, normalmente verdosa, aunque también blanca y de otras tonalidades, el cielo tras la puesta de sol lo baña todo con una luz azulada.

Aunque el cerebro humano corrige estas variaciones de color, el sensor digital es muy sensible a ellas. Y puesto que no es posible equilibrar la luz para lograr un blanco natural en todas las fuentes, lo mejor es unirse a la fiesta y utilizar  estos colores en nuestro beneficio.

Canon 300D; 24mm; f/16; 20s. Esta capilla de sencilla factura aumenta su interés tras la caída del sol, cuando las luces de la calle, que proporcionan una dominante anaranjada, se mezclan con el azul intenso del cielo.

Las cámaras réflex actuales pueden disparar a 1600 ISO y proporcionar una calidad excelente, esto unido al uso de objetivos luminosos de al menos f/2,8 y/o con estabilizador de imagen puede permitirnos disparar a pulso a pesar de la poca luz. De todos modos será nuestro conocimiento de los límites de nuestro equipo y la calidad de imagen que queramos obtener lo que determinará si podemos disparar a pulso o deberemos utilizar un trípode.

Por otra parte, si nos interesa obtener una gran profundidad de campo, al cerrar el diafragma aumentaremos el tiempo de exposición y se hará necesario un punto de apoyo firme para que las imágenes no salgan movidas.

El mejor momento para fotografiar suele ser cuando la intensidad de la luz artificial y la que proviene del cielo se iguala, pero ese momento es imposible de determinar a simple vista. Así que no nos limitaremos a tomar una sola foto, tomaremos todas las que podamos con intervalos de unos 5 ó 10 minutos desde que se pone el sol o se encienden las luces artificiales hasta que haya oscurecido. Si fotografiamos cuando ya no queda luz natural y existen grandes zonas de la imagen no iluminadas, lo mejor de determinar la exposición midiendo la luz en el motivo central con ayuda del fotómetro de nuestra cámara ajustado a la medición puntual.

Cuando la luz del cielo se ha extinguido por completo sólo quedan las luces artificiales. Entonces hay que ser muy cuidadoso con la exposición, pues puede haber grandes porciones de la imagen completamente negras que engañarán al fotómetro y las luces se terminarán quemando. Lo mejor es exponer para las luces con ayuda de la medición puntual y, a partir de ahí, hacer pruebas.

Velocidades lentas de obturación

En las ciudades podemos encontrar luces en movimiento como las de los coches o las de las atracciones de una feria que podemos captar como estelas de luces de colores.

Para obtener un buen resultado hay que buscar un lugar desde el cual podamos obtener una buena composición y donde podamos colocar el trípode. Las velocidades largas, de 10, 15 ó más segundos harán que las personas que atraviesen caminando el encuadre no se registren, en cambio las luces en movimiento se convertirán en atractivas líneas de colores.

Canon 5D; 52mm; f/22; 30s.

 

Ir a la página priincipal
Menú